Encuéntranos en Google+.

miércoles, 17 de julio de 2013

Clase 8.1: Finanzas para emprendedores 2


Ya manejamos algunos conceptos básicos de finanzas para emprendedores, sin embargo, es menester destacar que esta sección debe servir de base para lograr hablar el mismo idioma que los que tienen un capital y desean invertir en emprendimientos, que ha sido una de las grandes distancias entre el emprendedor y el inversionista, para ello, debemos partir que al inversionista le importa en grado sumo la opción del retorno (en caso contrario, estaríamos en presencia de un filántropo). 



Pero el concepto de "beneficio" que tiene el inversionista es diferente al nuestro, ya que este conoce el valor del dinero actual y un costo de oportunidad (normalmente referido a una inversión con muy bajo nivel de riesgo, como pueden ser intereses bancarios o bonos públicos), pero más importante, entiende que el dinero de hoy (aparte de la devaluación, que es otro factor a tomar en cuenta), es diferente a la misma cantidad de dinero obtenidas meses o años después. 

¿Pero qué significa y cómo se calcula el valor actual del dinero?. 

Fácil, en análisis de proyectos (y los emprendimientos son proyectos de empresas futuras) se usa la métrica denominada: Valor Actual Neto (VAN) también conocida como Valor Presente Neto (VNP), que consiste en llevar el Valor Actual del dinero (100 dolares hoy tienen un valor de 100 dolares hoy),en Valor Futuro (100 dolares de hoy tendrá un valor menor dentro de 2 años), la clave en este punto es determinar la "tasa" o "interes" que usará el inversionista para darle un valor al dinero futuro. 

A dicha tasa dada por el inversionista se le denominará "Tasa Mínima Atractiva de Rendimiento" (TMAR). Calcular un proyecto por debajo de esta, hace al emprendimiento (al ojo del inversionista) como un proyecto NVAM, que significa: "Ni voy a mirarlo". 

Entonces, para determinar que se habla del mismo dinero al valor de hoy lo presentado en la propuesta del emprendedor, se deben convertir los flujos futuros de dinero a una tasa o interés común (TMAR), y esta normalmente la obtendrá el inversionista de compararlo con el mismo capital en una inversión libre de riesgos, como lo es un depósito bancario remunerado o un bono de deuda, sumándole un adicional por el riesgo asumido. 

Presumamos que actualmente, la tasa pasiva de un banco es del 15%, por lo cual, al cabo de un año a valor futuro, sería que si me dieras 100$, le debería hacer un descuento del 15%, y eso significa que los 100$ del próximo año son realmente sólo 85$ de este, y si no logras obtener una liquidez superior a dicho monto, estaré en pérdida de capital, bajo el criterio del inversionista, aunque el emprendimiento tenga ingresos e incluso beneficios, y a que haberlo invertido libre de riesgos, le hubiera dado un capital mayor al final del período. 

Recuerda que la tasa bancaria es sólo una referencia, el inversor puede usar otra, como lo es la tasa de inflación, más un porcentaje por el riesgo en la inversión.  

Ahora, la fórmula matemática:


Y la traducción seria que el VPN (Valor Presente Neto) es igual a la suma (la letra griega representa el proceso de suma) desde el "t" (tiempo inicial, igual a 1, que es una representación de tiempo: un año, un mes, un semestre, etc) hasta el "n" (tiempo desconocido, es decir, tantas sumas como equivalentes de tiempo tenga, lo que es igual a t1 a t5, si fueran 5 años los calculados), siendo en cada fecha necesario sumar el Mt (Cash Flow o Liquidez del período), dividido entre 1 + la i (TMAR convertido en número esto es igual a i/100) elevado al T (tiempo). 

En una fórmula desarrollada en más períodos puede ser más sencillo entenderlo:



Explicado con un ejemplo sería: Pedro quiere ofrecerle a Juan (inversionista) un proyecto que requiere una inversión de 10 mil dolares, para ello ofrece el siguiente cuadro de flujo de ingresos líquidos, calculados a cinco años, y para el cual Juan a aplicado una tasa del 20%. 

El primer año, obtendrán una liquidez sobre los mil dolares (1.200 $), el segundo año, obtendrán unos dos mil quinientos (2.500$), el tercero, cuatro mil ochocientos (4.800$), el cuarto, seis mil doscientos (6.200$) y el quinto, siete mil ochocientos (7.800 $), total, obtiene por diez mil dolares invertidos un total de: Veintidos mil quinientos (22.500$) dolares. Ese resultado es un ERROR de principiante, el inversionista aplicará su TMAR y su VPN.

El inversionista verá lo siguiente: Primer Año 1.000$ (la fórmula fue 1.200$/1,20); Segundo Año: 2083,33$ (2500$/1.20); Tercer año: 4000$; Cuarto Año: 5.166,66$ y Quinto año: 6.500$, ello da un total de:  18.749,99$, menos el capital inicial (-10.000$), aún da un saldo a favor de: 8.749,99$, por lo cual, muy probablemente ya tiene el interés del inversionista.

La fórmula del VPN, no permite determinar un porcentaje de ingreso, sino saber si la inversión es financiable o no, y por ello, el factor principal será el signo que arroje el resultado, si fuera positivo, será material para financiar o si fuera negativo, sería un proyecto desechable para el inversionista. 

El hecho de ser positivo no implica una financiación, sino que ahora es cuando el inversionista verá con mayor detenimiento los cálculos sobre los gastos (egresos) y facturación (ingresos), el líquido previsto, los beneficios antes y después de impuestos, en fin todo el plan financiero previsto por el emprendedor.  

Una vez establecido el VPN, surge otro cálculo que va emparejado con este llamado Tasa Interna de Retorno (TIR), que procura buscar el porcentaje mínimo necesario para llegar al punto de equilibrio dentro del emprendimiento o proyecto, esto significa, ¿Cuál debe ser el porcentaje para lograr igualar los egresos con los ingresos en un período de tiempo determinado?. Ello, afecta de forma directa la determinación de los precios y los cambios necesarios en los ingresos o egresos, para lograr el punto de equilibrio. 

Su formula es muy similar a la VPN:
En una fórmula desarrollada en más períodos puede ser más sencillo entenderlo:

El TIR se basa más en el ensayo y error que a una tasa "predeterminada" (a diferencia del VPN), por ende, significa ir "tanteando" los porcentajes del "i*", hasta llegar a 0, o mejor dicho, al punto de equilibrio.

El resultado es en porcentaje (tambien se diferencia en este punto del VPN), y mientras más elevado esté del TMAR, mejor evaluado será el proyecto. Mientras más lejos hacia abajo se encuentre el resultado, menos atractiva la propuesta. 

Estos dos sistemas, sumados al uso del ROI, son las tres puertas de entrada para lograr convencer a inversionistas a ser nuestros aliados en un emprendimiento. Aliados, más que necesarios, por lo cual, haría bien el emprendedor en manejar este lenguaje lo más pronto posible.  

Fernando Fuentes Pinzón


1 comentarios:

José Gabriel Ortega Paredes dijo...

Una diferencia importante entre Dinero a interés y Dinero Invertido en un Proyecto. El interés es lineal. La Inversión puede subir o bajar en rentabilidad.

Publicar un comentario en la entrada