Encuéntranos en Google+.

lunes, 24 de agosto de 2015

15 frases célebres de Miguel Angel Cornejo



Miguel Angel Cornejo fue un gran conferencista y motivador mexicano de proyección mundial. 

Todos los que tuvimos la fortuna de asistir a alguna de sus charlas o conferencias recordaremos gratamente lo positivo de su mensaje, por ello, desde acá le brindamos un sentido homenaje a través de 15 de sus pensamientos: 

1. "No nos deben encadenar los fracasos del pasado, ni debemos atormentamos con lo que nos depara el futuro, pues corremos el riesgo de no tener éxito en el presente". Miguel Ángel Cornejo

2. "Creatividad es un acto de fe; para crear, primero hay que creer". Miguel Ángel Cornejo

3. El triunfador ve una oportunidad cerca de cada obstáculo, el perdedor ve dos o tres obstáculos cerca de cada oportunidad”. Miguel Ángel Cornejo

4. La determinación es la fuerza que impulsa al líder a no cejar en su lucha, de hecho, ese es el don que lo convierte en invencible”. Miguel Ángel Cornejo

5. “La decisión se inicia con la acción; los líderes viven comprometidos con su sueño y saben que, si no lo aterrizan en actos concretos, este nunca se realizará”. Miguel Ángel Cornejo

6. “Si apuestas a la vida un centavo, la vida te pagará un centavo”. Miguel Ángel Cornejo

7. "Si estás preparado y buscas oportunidades tendrás buena suerte". Miguel Ángel Cornejo

8. "El desafío forma al triunfador y no cabe desafío sin riesgo al fracaso, pues el éxito y el fracaso son un tejido de la misma textura". Miguel Ángel Cornejo.

9. "El triunfador dice "podemos hacerlo"; el perdedor dice, "ése no es mi problema". Miguel Ángel Cornejo

10. "El triunfador siempre tiene un programa; el perdedor siempre tiene una excusa". Miguel Ángel Cornejo

11. “Los líderes auténticos viven sus valores, están conscientes de que nadie puede ser feliz si vive en contra de sus propias convicciones”. Miguel Ángel Cornejo

12. "El jefe maneja a la gente; el líder la prepara. El jefe masifica a las personas, las convierte en número y en fichas deshumaniza súbdito por súbdito hasta quedarse con un rebaño sin rostro ni iniciativa. El líder conoce a cada uno de sus colaboradores, los trata como personas, no los usa como cosas". Miguel Ángel Cornejo
                         
13. "Maestro es aquél que hace soñar a sus alumnos en hacer posible lo imposible". Miguel Ángel Cornejo

14. "Haga combinaciones creativas de lo que sabe y tendrá mejores resultados". Miguel Ángel Cornejo

15. "No critiques, no sermonees, escucha emociones y no escuches las palabras, interesate por la persona". Miguel Ángel Cornejo 

Un grande que habrá que releer cada vez que se pueda. 

Fernando Fuentes Pinzón
www.emprendovenezuela.net
@emprendovzla

martes, 18 de agosto de 2015

6 lecciones del Precio de la Historia para emprendedores





El precio de la historia es un popular programa de televisión, donde se ofertan y en algunos casos se compra y venden productos relacionados a hechos históricos. El programa ya lleva hasta la fecha 8 temporadas y más de doscientos capítulos, sin perder sintonía, por lo cual podemos derivar ciertas conductas que ayudan a entender el funcionamiento del negocio (más allá del programa). 

En los más de 200 capítulos, podemos distinguir algunas conductas que pueden explicar el éxito del negocio de empeños real (el cual sigue siendo un emprendimiento familiar) y obtener algunas lecciones para nuestros propios emprendimientos, así:

1. Conocer el sector

Cada vez que llega un producto relacionado a la historia en general, el primero en verlo debe poder analizar su valor real, trascendencia del objeto y posibilidad de venta, para ello debe conocer sobre el producto y el mercado al cual va dirigido. 

Un producto no vale lo que dice su dueño, sino lo que el mercado está dispuesto a pagar por él y para eso, el evaluador debe conocer ambos: el objeto y el mercado. 

Por ello, para la mayoría de los asuntos se tiene como observador veterano a Rick, para elementos más pop y juveniles, normalmente se tiene a Corey (hijo de Rick) y para ropa y zapatos a Chumlee (empleado de confianza). Mientras que el "abuelo" decide más comúnmente sobre metales y carros antiguos. 

En fin, lección 1: dividirse en especialidades para conocer los productos y su mercado ayuda a ser más eficientes en la toma de decisiones. 

2. Ayuda de expertos

Pero no basta los conocimientos generales que se puedan tener, muchas veces es menester contar con la asesoría de expertos, bien para orientarlos con respecto al verdadero valor del objeto (y del negocio) como para determinar si los mismos son legítimos o meras imitaciones. 

También en algunos casos, para saber si su tenencia es legal. 

Si bien en el programa no aparece el costo de esta asesoría (se presume que existe), se debe entender que lo invertido en ello es siempre menor al costo de asumir un error por no asesorarse adecuadamente. 

Lección 2: No puedes saberlo todo a profundidad, busca varios asesores y recuerda que siempre pagar a un asesor será más económico que el costo de equivocarse. 

3. Base de datos de clientes

De nada vale tener un producto valioso si no tenemos el perfil para el mismo o los clientes a los cuales pudiera interesar. 

La probabilidad que productos raros sean vendidos con clientes ocasionales o presenciales (los visitantes de la tienda), no es común, por lo cual, lo correcto es ir atesorando (si, guardar como un tesoro), los gustos o intereses de nuestros clientes habituales y sus contactos más actualizados, para poder lograr transacciones más rápidas y eficientes. 

Cada vez que llegan productos valiosos pero no populares (ejemplo: antigüedades médicas), inmediatamente se ve en el rostro del evaluador que piensa en un o unos clientes que pudieran interesarle (algunas veces lo manifiesta expresamente cuando dicen: tengo a alguien que pudiera interesarle), no son productos para tener guardados en la tienda, sino para llevar al cliente y hacer la transacción directamente con un enfoque específico. 

Lección 3: conocer los gustos de los clientes, garantizan transacciones más rápidas y una mejor recuperación del capital invertido.  

4. Honestidad con los proveedores 

Si algo dice siempre Rick, es que no puede pagar el precio de venta del producto, porque su negocio es ser intermediario. No es un coleccionista, por ello, el que acuda a la tienda tiene que entender que siempre será necesario tener un margen para el emprendedor. 

Y esto evita que el proveedor (la persona que vende el producto) sienta que lo engañan, ya que por supuesto recibe en efectivo un precio menor al de la venta final, el cual puede ser mucho mayor al esperado, o menor, o en un tiempo más largo de lo previsto, sea como sea, estos atrasos implican un mayor costo. 

También he visto que cuando llegan con un precio muy inferior al precio de venta, son sinceros y le explican que van a darle más de lo inicialmente solicitado, ya que el producto lo vale, y así el vendedor sale contento.  

En otros casos, cuando es necesario recuperar el deterioro del objeto, traen al restaurador y dan un precio aproximado para el trabajo, lo que da una idea más real de la inversión necesaria para vender el producto por parte del emprendedor, lo que hace que baje el precio (normalmente). 

En fin, Lección 4: es mejor ser sincero con los proveedores para tener siempre productos interesantes para comercializar y ser uno de los primeros en su mente cuando tengan que vender.  

5. Emprender siempre es un riesgo

Si bien se puede creer que tener el bien, ya es una ganancia, la realidad es que no. Los costos de operación del local incluyen desde el pago de las mensualidades de los empleados, los servicios públicos, el seguro, los impuestos y otros factores que independientemente de las ventas deben poder pagar puntualmente. 

Por ello, tener un producto que no se vende en un tiempo determinado, es tener dinero congelado, que significa: inutilidad para pagar acreencias o deudas. Pero eso es parte del riesgo de emprender, aunque tengan asesoría, conocimiento del mercado, base de datos de los clientes, puede darse el caso en que el producto no pueda venderse o tenga que hacerse a un costo inferior al pagado para su adquisición. 

Grave es que se tenga en un solo producto todo el capital (una apuesta suicida), así que la variedad y cantidad de productos en un inventario puede ayudar a reducir los riesgos, pero aún así siempre existirán.

Lección 5: algunas veces ganaras y otras perderás dinero, lo importante es que logres reducir al mínimo los riesgos de quedar en números rojos seguido, o no pongas todo el capital en un solo bien. 

6. Hay que divertirse

Una de las caras más simpáticas del programa, es que sus protagonistas sonríen en la mayoría del tiempo, ya que es evidente que les divierte realmente el trabajo. 

Claro, la variedad de objetos con los cuales pueden toparse en el día a día hace que trabajar allí sea casi una aventura, pero lo que hace la diferencia, es la actitud ante el negocio. 

Reir, bromear, trabajar, divertirse, son palabras que deben procurar estar juntas en un emprendimiento, ya que este absorberá gran parte de nuestro tiempo. 

Hacer dinero sin diversión, es poco rentable. A la larga lo sentirás.

Lección 6: si no te divierte, es hora que busque otra cosa que hacer y contrates a un gerente para ese negocio que dejó de apasionarte.  

Si te gustó el artículo, por favor compártelo en tus redes sociales. 


Fernando Fuentes Pinzón
@emprendovzla

lunes, 10 de agosto de 2015

Marca e Innovación



¿Cómo puede una empresa mantenerse por más de 150 años?, con innovación constante para ofrecer productos de calidad. No existe otra manera. 

Algunos se sorprenden de saber que la empresa que fabrica la marca de jabón o enjuague que usa a diario como lo es P&G, fue fundada en 1837, lo increíble es que nosotros pasaremos y ellos seguirán existiendo, gracias a que han entendido que la novedad útil para mejorar la calidad de vida de su cliente, es la piedra angular de cualquier negocio

Para innovar es necesario conservar el espíritu emprendedor dentro, lo que lleva al deseo que seguir avanzando y arriesgando a fallar para más tarde o más temprano conseguir mejoras pequeñas o grandes a los productos ofrecidos. 

El innovador tiene su zona de confort en el futuro, al cual se llega practicando todos los días con soluciones nuevas para los mismos o para nuevos problemas. 

Pero eso es más fácil decirlo que hacerlo. 

No todos los empleados pueden ser investigadores, ni la innovación se crea al mismo tiempo que el producto, por lo cual para lograrla, se requiere de tener uno o varios equipos dedicados exclusivamente a investigar y probar soluciones. 

Un lema de la compañia P&G que me gusta mucho dice: "Contratamos a la persona, no la posición", lo que habla de tratar de potenciar las habilidades de su recurso humano, así que para ayudar a esta empresa a obtener y mantener el lugar de vanguardia tecnológica de sus productos, todos sus empleados cuentan. 

Esto lleva a la innovación, y los premios obtenidos además de la fidelidad de los clientes, son la recompensa de ese empeño corporativo. 

P&G cuenta para esto, con más de 8 mil empleados dedicados exclusivamente a encontrar mejores soluciones a los problemas de los clientes, y esto se manifiesta en más de 40 mil patentes vigentes actualmente y al reconocimiento por parte de revistas especializada, tanto que en el 2011 se situó a P&G como la empresa más innovadora del mundo. 

Pero al final, la verdadera recompensa es saberse una empresa útil, amigable con el medio ambiente y sostenible por otros siglos más, siempre manteniendo el espíritu de innovación de un emprendedor.  

Este artículo fue patrocinado por P&G, pero lo publicado son exclusivamente mis opiniones personales. 

Fernando Fuentes Pinzón
www.emprendovenezuela.net
@emprendovlza

domingo, 9 de agosto de 2015

Sustentabilidad y los productos de consumo



Cuando se habla de productos de consumo masivo y de sustentabilidad, algunas personas piensan que es hablar de tortas de chocolate frente a quien intenta hacer dieta, pero nada más alejado de la verdad, en ambos sentidos, ni la torta de chocolate es mala para el peso (si se controla el consumo y se usan materiales con menos efectos sobre el mismo), como los productos de consumo masivo tampoco tienen que ser malos para el medio ambiente (siempre y cuando se vayan empleando materiales biodegradables y se ahorre en su producción), pero en ambos casos es necesario transformarlos, mejorarlos y comercializarlos. 

Si la persona sigue prefiriendo la comida que le hace daño, teniendo la opción de otras, hay que convencerla que lo saludable es lo segundo. Lo mismo con los productos de consumo masivo, mientras las empresas vayan creando nuevos productos para reducir su propio impacto ambiental o adaptando los actuales para lograr este propósito, va de la mano de darle a conocer al consumidor su obligación con la sustentación del planeta. 

El enemigo de la sustentabilidad no son los productos de consumo masivo, sino su uso posterior y los costos en materia prima y energía gastados en la producción de estos. El enemigo de lo sustentable es el desperdicio en general, tanto de materiales de difícil o lenta absorción por el medio ambiente como el de los recursos necesarios para la producción del bien. 

Por eso, cuando empresas como P&G ofrecen productos con mejoras técnicas, con cumplimiento de políticas para asegurar el sustento de la producción relacionada a la materia prima de sus productos, al ahorro en su envoltorio, a su menor consumo energético, en fin a volcar su potencial innovador en no solo dar un producto de calidad, sino uno que no sacrifique el ambiente en aras de beneficios transitorios, nos encontramos con empresas que logran combinar el consumo masivo con la defensa del medio ambiente. 

Necesitamos más empresas y consumidores conscientes que logren entender que la producción masiva no es un concepto contrario a la sustentación del planeta, sino que la falta de innovación, la búsqueda errada de beneficios a corto plazo y en muchos casos, el uso de declaraciones falsas, sí son contrarios al medio ambiente y a la final, a toda la humanidad. 

Haz el cambio y apoya a los que lo hacen, para lograr reducir tu huella ambiental y asegurar que tus hijos reciban un planeta sano.  

Este artículo fue patrocinado por P&G, pero lo publicado son exclusivamente mis opiniones personales. 

Fernando Fuentes Pinzón
www.emprendovenezuela.net
@emprendovlza