Encuéntranos en Google+.

lunes, 6 de mayo de 2013

¿Qué es un Business Angel?



El Business Angel es un inversor individual normalmente con experiencia gerencial en el área de inversión, que utiliza su propio capital para respaldar empresas incipientes con el fin de obtener un beneficio económico.

El Business Angel, normalmente invierte en el inicio del emprendimiento (a veces, incluso antes de la primera transacción comercial), aunque generalmente es el tercero en la línea de inversión, contando siempre que el emprendedor que aspira obtener un capital, ha debido primero él invertir en el proyecto, además de conseguir apoyo adicional de sus familiares, amigos o un inversor sin experiencia (el famoso: “family, friends and fools”). En este caso, el capital invertido por el Business Angel, se le denomina como parte del “capital semilla”.

Aunque en menor medida, también los Business Angel invierten en empresas que ya estén operativas pero que desean expandirse, siempre y cuando lo solicitado sea algo más que el sólo capital, y se requiere una red de contactos o de experiencia para mejorar las prácticas comerciales, en dicho caso se le denomina a la inversión como “capital de desarrollo”.

El Business Angel NO es una ONG, así que siempre estará en las conversaciones con este tipo de inversor la forma de rentabilizar la idea y la posibilidad de retirarse de la empresa (bien por la venta directa de acciones a los miembros o a un tercero), además de una participación accionaria para respaldar su inversión.

Tampoco es un banco, así que se basará más en la posibilidad futura de rentabilizar la inversión, gracias a la evaluación del plan de negocios y del equipo emprendedor, que a los capitales que respaldan la inversión (a diferencia de un banco, donde el respaldo tiene un mayor grado de importancia).

Tampoco es un socio capitalista, ya que a diferencia de este, el Business Angel querrá en algún momento salir de la empresa, además de ofrecer sus conocimientos y contactos, por lo cual, tiene una participación más activa dentro del emprendimiento, sobre todo en el área de asesoría y como mentor. Además, el fracaso de la empresa no afecta de forma grave el capital del Business Angel, ya que las pérdidas (controladas, por supuesto) es parte del riesgo de este tipo de inversionista. Por ello, no coloca “todos los huevos en una cesta”.  

Un Business Angel, tiene experiencia y contactos en el área, ya que no sólo es capital (normalmente bajo, en comparación con otros sistemas de financiamiento), sino que es asesoría adicional y por ello debe formar parte del consejo directivo del emprendimiento, sin que se le pueda entender como un directivo de tiempo completo para el proyecto.

Pero no todo brilla cuando se acude a un Business Angel, hay que estar claro de dos cosas: nadie está obligado a invertir en ti o en tu empresa, por lo cual se debe acudir pensado en que nuestro proyecto debe ser atractivo para el inversionista, y dos, que salvo que el Business Angel tenga una base de datos de contactos o experiencias conocidas, tal vez por el tamaño del capital sea mejor buscar otras alternativas mayores o con menos complicaciones.

Fernando Fuentes Pinzón
@emprendovzla



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada