Encuéntranos en Google+.

jueves, 1 de noviembre de 2012

Networking: sembrando relaciones (colaborador)




Aguas arriba

En el mundo de los negocios es de vital importancia cultivar relaciones estables con la mayor cantidad de personas que nos rodean -creamos o no sean influyentes en el preciso momento en el cual las conocemos-. El subestimar o maltratar a alguien el día de hoy, puede que nos genere una factura de alto costo en el futuro.

Lamentablemente no tenemos como cultura, cultivar esa habilidad desde que somos chicos, pero sin duda alguna los jóvenes de hoy, serán los que tengan influencia el día de mañana. Esto no quiere decir que debemos andar por el mundo poniendo buena cara por puro temor a lo que vendrá, pero si debemos tratar de hacer de nuestras relaciones de negocios, relaciones lo más respetuosas y estables posibles.

Además de esto, es don de  buena gente el ser respetuoso con todas las personas que nos rodean, por lo que esto no es para nada descabellado, por el contrario, debe ser un patrón social a seguir que debe ser insertado en el disco duro de las generaciones por venir, a fin de que tengan un modelo positivo de urbanidad.

Aguas en el medio

Constantemente escuchamos historias de jefes intolerantes, de compañeros de trabajo agresivos, de proveedores maltratados y de clientes mal atendidos que seguramente serán nuestra peor carta de presentación en este ir y venir de los negocios. El boca a boca y el uso de redes sociales tienen un impacto brutal, por lo que nuestros desaciertos pueden llegar a los oídos de una cantidad ilimitada de personas en cuestión de segundos.

Hacer uso de un mailinglist es importante, pero mucho más importante es que las personas y organizaciones que estén allí incluidas, te vean como un proveedor de bienes y/o servicios responsable, técnicamente entrenado y coherente con su entorno, de lo contrario, será difícil ser identificado como una opción válida.

Aguas abajo

Hace poco me conseguí a un viejo compañero de clases, al cual me gustaba gastarle bromas bastante pesadas. Cuando le pregunté a que se dedicaba, me di cuenta que era un interesante target desde el punto de vista de oportunidad de negocios, pero automáticamente me vinieron a la mente un montón de inocentes bromas, donde él fue mi víctima recurrente en un ambiente universitario -que poco olvida y a veces no perdona-.

Un accionar bastante inocente –con algo de malicia- puede que genere efectos sin fecha de caducidad, que atentarán contra usted. No podemos tratar de cambiar de la noche a la mañana, la percepción que tiene nuestro entorno en cuanto a nosotros. Esto es un trabajo que debe ser sembrado desde el inicio de nuestras vidas.

Claro, yo pasé la página, maduré y ya no hago las mismas bromas, pero instantáneamente me di cuenta de que mi viejo compañero de clases -que pudiese ser un puente para hacer negocios- se convirtió hacha en mano en el leñador que me tumbaría todos los puentes. Allí vi el valor de sembrar buenas relaciones. 

Hasta una próxima entrega. 

12 comentarios:

jesusalvarado146 dijo...

estoy de acuerdo

Edgardo Parra dijo...

Muy Interesante El Articulo...!!!

Pablo Lozano dijo...

muy interesante

andrea milagros zuleta pineda dijo...

bueno el articulo...

nestor dijo...

esto es muy cierto

Barbara Urdaneta dijo...

Muy interesante...

Andres Correa dijo...

buen articulo

Jorge Sanchez dijo...

buen articulo...

Kafai Afif dijo...

muy bueno

paola perez dijo...

Realmente es muy cierto, debemos de tratar siempre en la medida de lo posible entablar relaciones de respeto con las personas que nos rodean, no solo para buscar oportunidades en los negocios, sino tambien para que no se susciten problemas en cualquier ambito de nuestra vida.

José Chacín dijo...

buen articulo para los bromistas en el trabajo

jose cardoza dijo...

very good

Publicar un comentario en la entrada