Encuéntranos en Google+.

jueves, 26 de julio de 2012

El beisbol y la innovación gerencial (colaborador)



Es increíble todo lo que puedes  desconocer de un juego que has jugado toda tu vida.” Mickey Mantle

El día 15 de octubre del 2001, los Atléticos de Oakland, pierden su pase a la serie mundial con lo Yanquis de New York, lo que marcó una debacle en el equipo, ya que sus principales piezas fueron canjeados a otras organizaciones de beisbol.

Para Billie Beane, gerente general de los Atléticos de Oakland, fue una situación terrible, además de la noticia que su presupuesto para el año 2002, sería el mismo del año 2001.

Piensa diferente

Ante esta situación, los cazatalentos de equipo comienzan la búsqueda de los reemplazos de los jugadores cedidos, pero pasan por alto el hecho de que no se cuenta con un presupuesto y utilizan un criterio de selección fuera de la realidad a lo que Billie Beane les pide  pensar diferente en cuanto a la selección y les recalca los problemas económicos que están atravesando.

Ante la renuencia de los cazatalentos, Billie comienza su propia búsqueda de talentos para sustituir a los jugadores y en este proceso conoce a Peter Brand, un joven de 24 años, graduado de economía en la universidad de Yale, quien le explica a Beane, el principal error en la selección esta, en que los equipos buscan comprar gente y no carreras y triunfos.

A Beane le gusta la propuesta de Brand y decide contratarlo como sub gerente de los Atléticos. Ya en Oakland, Brand le enseña a Beane el programa de computación diseñado por él, que permite analizar matemática y estadísticamente a cada jugador  y predecir cuál será su efectividad en la temporada; así basado en este análisis, buscar los sustitutos que necesita a más bajo precio, es decir, buscar en la juguetería aquellos “juguetes raros” que todos subestiman y sacar de ellos lo mejor.

Es así como salen a relucir Chad Bradford, estadísticamente uno de los mejores lanzadores relevistas y de más alta efectividad, relegado por su forma poco estética de lanzar la pelota, David Justice, ya de 38 años y considerado bastante viejo para seguir activo en las grandes ligas,  Jeremy Giambi, un jugador adicto a las fiestas y bares de desnudistas y Scott Hatteberg, un ex pitcher que tiene una lesión irrecuperable en el codo.

Adaptarse o morir

Grady Fuson jefe de los caza talentos, se opone rotundamente a Beane en cuanto a los jugadores elegidos, a lo que Beane responde que la filosofía será contratar jugadores que solo se embasen y que su decisión no es negociable, además que Hatteberg debe ser preparado para jugar la primera base. En esta situación, Fuson renuncia a su cargo en el equipo, alegando que él sabia como escoger a un buen jugador y no un chico de 24 años, economista y  que nunca ha jugado beisbol.

Limpiar la casa y reorganizar

El día 01 de abril del 2002, comienza la temporada y Beane le pide a Art Howe, manager del equipo, que incluya en la alineación a los jugadores seleccionados por él, especialmente a Scott Hatteberg en la primera base. Ante la continua respuesta negativa de Howe y la actitud poco receptiva de algunos jugadores en cuanto a la nueva filosofía de juego y dirección del equipo, Beane decide cambiar y despedir a los miembros del equipo que no se adaptan al cambio.

Ya con el “nuevo equipo”, Beane comienza a trabajar con los jugadores, establece un acercamiento de igual a igual, efectúa un Coaching  a los jugadores más jóvenes de la plantilla  y busca en los más experimentados como aliados, para motivar a todo el equipo y que estos sirvan de guía, el mismo Beane comenzó a motivar a sus jugadores, los animo, los hizo partícipe del cambio y los beneficios que para ellos traería.

Y como resultado

El día 04 de septiembre del 2002, los Atléticos de Oakland imponen un nuevo record de 20 victorias consecutivas y los catapulta a la post temporada.

Al final de la temporada los Atléticos terminaron primeros en el Oeste de la Liga Americana.

A pesar de todos sus éxitos, los Atléticos perdieron en la primera ronda de la postemporada, esta vez ante los Mellizos de Minnesota. Aún cuando Billie Beane,  no logró su sueño de ganar el último partido de la temporada, logro demostrar el valor de su nuevo método de reclutamiento y una forma distinta de jugar beisbol y de hacer las cosas, al extremo de ser considerado una amenaza a la tradición americana del beisbol, tal así que recibió la oferta contractual más alta en la historia del beisbol norteamericano: Un contrato por 12.5 millones de dólares, para dirigir los medias Rojas de Boston.

Bean, con un presupuesto de 41 millones de dólares fue capaz de llevar a su equipo a la post temporada y ganó más juegos sin sus estrellas habituales. Ganó la misma cantidad de partidos que los Yanquis de Nueva York, pero a un costo  menor de 260 mil dólares, mientras estos invirtieron por juego ganado la suma de 1.4 millones de dólares.

Vale acotar que los Medias Rojas de Boston, aplicando la filosofía desarrollada por Beane en Oakland,  obtuvieron su primera serie mundial en el año 2004 desde el año 1918.

Les recomiendo ver la película MoneyBall, entre otras películas del siglo XXI con otros grandes ejemplos gerenciales.

  José G. Quintero E.
@jgqe

11 comentarios:

Henry Hernández dijo...

Excelente historia, basado en la vida real que se puede ver en la pelicula Money Ball. Yo que la llegue a ver me parecio una excelente y inspiradora historia que nos demuestra que los numeros se encuentran en todo.

Omary Quijada dijo...

Realmente interesante el artículo, atreverse a los riesgo. Es una verdad muy conocida, pero poco practicada, que si no se sale de lo establecido, no se llegara mas alla. En este caso, existe el factor dinero y la popularidad que necesita el equipo pero este entrenador tomo unas sabias decisiones y obtuvo su recompensa

Ajrf dijo...

Excelente tema, no importa cuantos recursos se tengan lo importante es saberlos utilizar.

Jesus Ferrer dijo...

Muy pero muy interesante el articulo, hay que arriesgarse y creer en si mismos para lograr el exito.

Jorge dijo...

Me parece extraordinario el articulos ya que nos muestra como un hombre con poco presupuesto, pero con ideas fijas y marcadas pudo hacer un equipo ganador.

Carlos Guerrero dijo...

Muy buen tema de acuerdo a las filosifas implantadas en los Estados Unidos, ya que no siempre gana el que más invierte, sino el que invierte menos y obtiene mejores resultados...

gabriel ollarves dijo...

esto demuestra que imponer nuevos metodos puede (como a la vez no) mejorar el rendimiento de algun proceso como hasta donde logro llegar billie beane

anabel paz dijo...

interesante articulo

harold bedoya dijo...

excelente articulo que nos muestra como una´persona de bajos recursos con ña contacion puede llegar a ser grande

J'Mrbl dijo...

Interesante ver cono Bean propuso un nuevo sistema de reclutamiento, muchos no estuvieron de acuerdo con su metodologia pues era algo arriesgada, pero se equivocaron.

Estos nos enseña que no importa que tanta experiencia o habilidades tenga un jugador, lo importante es la confianza que se tienen así mismo y con ella llegaran lejos.

Jose Acosta dijo...

magnifica estrategia. Demuestra una vez más que no debemos temer a innovar en nuestro campo, a crear algo nuevo y productivo que salga de los esquemas de lo común y se convierta en una catapulta hacia el éxito.

Publicar un comentario en la entrada