Encuéntranos en Google+.

martes, 20 de marzo de 2012

El humor y las empresas


© Pich Urdaneta, 2011

El humor no es contar chistes, ese es el cómico. El humor es un estado de ánimo, que puede entenderse como la forma desenvuelta de ver los sucesos. Aquel que permite minimizar los malos y maximizar los buenos, para poder avanzar más rápidamente.

La risa, es una manifestación del buen humor. Y este estado anímico a nivel empresarial, ayuda a dos aspectos: relaja (quita la tensión) y estimula la creatividad, esto, porque un buen chiste, debe incluir una sorpresa, no ser evidente, descubir o crear relaciones entre ideas que no estan relacionadas (de alli el estímulo a la creatividad), y mantenerse simple.

Cuando, uno se divierte en el trabajo o haciendo lo que a uno le gusta, nada pesa el trabajo y más la asuencia de este. Ademas de proporcionar un ambiente agradable de trabajo, el recurso del humor, tiene a su vez tres beneficios colectivos, como grupo (para ver frases sobre trabajo en equipo, puede ir a este enlace): crea una cohesión mayor (al tener puntos de referencias comunes); Motiva (al dar otro punto de vista a una situación); y permite una comunicación más fluida (lo que reduce las fricciones y malos entendidos).

Sin embargo, llevar el humor a la oficina puede ser complicado, por ello, se recomiendan algunas medidas generales, que pueden estimular el buen humor en los empleados:

1.-Un día de vestimenta casual o informal (puede ser por un motivo especial, etc), la frecuencia será según la empresa (semanal, quincenal, mensual)
2.- Turnarse en el envio de un correo humoristico por día (con ciertas reglas, por ejemplo, evitando lo vulgar o lo ofensivo al género).
3.- Tener una cartelera del humor, donde publicar los mejores chistes, fotos cómicas o dibujos.
4.- Un día a la semana, trabajar con las puertas de las oficinas abiertas (para estimular la interacción).

Estas cuatro tácticas, son elementos sencillos de aplicar, que pueden lograr reducir en gran medida el stress laboral. 

El estado anímico positivo, inspirado en el humor hace que el recuerdo sea más grato, y facilita la persuación, por lo cual, es mucho mas común recordar una publicidad que nos haya causado risa, e incluso, compartirla (lo que hoy sería hacerla viral) con otros, que una que haya tratado de hacernos reflexionar o presentar experiencias.

Dos ejemplos antagónicos en el uso del humor para publicidad bancaria, uno excelente, donde todo el público puede identificarse, con un futuro al cual no quiere pertenecer y como evitarlo (además, motiva a hacer). Este es el del BOD en su campaña: Ahorro Joven (puede verlo por este enlace). Mientras, que este otro, del BFC, utilizó un humor chabacano y despectivo de género, para hacer reir, por lo cual, la mitad del público al cual va dirigido, no sólo no se sentirá identificado, sino incluso, podria generar rechazo a la imagen del banco y del reno libidinoso (puede ver el vídeo por este enlace).

Conclusión, reír es más barato que no hacerlo a la hora de plantearse negocios en serio.

Fernando Fuentes Pinzón
@emprendovzla

18 comentarios:

Kevin dijo...

Buen tema...

Kristopher dijo...

Buen artículo.

sthefany dijo...

Muy bueno.

Stefano Tridente dijo...

Excelente

jeison dijo...

Me parese muy bueno el tema, muy interesante.

Laila Bourot dijo...

Muy interesante.

eduard paz dijo...

excelente

Lizmary dijo...

Excelente

samuel dijo...

muy buen articulo

jeremy parra dijo...

buenisimo articulo y muy cierto el buen humor te puede salvar la vida

melissa fernandez dijo...

muy buenooo

michelle dijo...

excelenteee

Armando Lossada dijo...

Muy interesante.

Julio Añez dijo...

es mejor trabajar sin estres que con el

tyfani dijo...

exelente

María Gutiérrez Pereira dijo...

Estas técnicas pueden aplicarse en cualquier ambiente, lo que las hace muy útiles e interesantes. Buenisimo el artículo.

Luis Villasmil dijo...

Excelente , Excelente

Giancarlo Pierini dijo...

Esta muy interesante el articulo, y es verdad, cuando algo es hecho con buen humor, nada pesa ni preocupa

Publicar un comentario en la entrada