Encuéntranos en Google+.

lunes, 9 de enero de 2012

El indice de miseria, los emprendedores y Venezuela




La publicación britanica “The Economist”, una de las referencias más antiguas y citadas del mundo en el área económica, publicó el lunes 9 de enero del 2012, un gráfico que representa el denominado “Indice de Miseria”, métrica creada por el economista Arthur Okun, y consiste en la suma de dos factores que reducen la capacidad económica de un país: El desempleo y la inflación.

En este gráfico, el segundo país con mayor índice de miseria (2011) fue Venezuela, en un contexto contrario a la creación de empresas, según el indice "Doing Business" del Banco Mundial,  publicado en esta misma página, y accesible por este enlace.

Como si no fueran suficientemente malas las cifras presentadas, es necesario acotar que el número de empleados estimados por la publicación internacional, parte de la unificación de las condiciones de formalidad e informalidad, según declaraciones del propio Presidente del Instituto Nacional de Estadística de Venezuela, que para mayo del 2011, de cada 10 venezolanos que se consideran “ocupados” o “trabajando”, 4,6 de ellos, trabajan en el sector informal, es decir, sin acceso a los beneficios salariales o estabilidad laboral, lo cual significa, que el 46,6 por ciento de la masa laboral venezolana, está en el sector informal, normalmente con trabajos apenas de sobrevivencia o subempleados. Sin incluir, el porcentaje de estos que no llegan al salario mínimo mensual.

Ambos indicadores, son un reflejo de políticas y decisiones contrarias al desarrollo productivo nacional, que representan un deterioro en el clima de inversión, aún así, los emprendedores no debemos detenernos o asustarnos, ya que el país no se detiene, y las necesidades de bienes y servicios siguen allí, por lo cual, se debe tratar de cambiar esta situación, por medio de la creación de espacios para el desarrollo económico nacional (explicando y convenciendo a quien no cree en la libertad de empresa) o por medio de la inversión directa y la creación de trabajo (un empleado bien remunerado, es un defensor de la libre empresa).

Termino con un dicho popular, aplicable al emprendedor en los tiempos actuales: “en aguas serenas no se crean marineros buenos”. No se detenga, emprenda, que el país, es más que sólo indicadores económicos anuales. 

Fernando Fuentes Pinzón
@emprendovzla


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada