Encuéntranos en Google+.

lunes, 24 de octubre de 2011

Haciendo un plan de negocios



Para emprendedores que buscan y encuentran

El renombrado “plan de negocios”, no es más que un trabajo, generalmente escrito (o plasmado en video), donde se reflejan, entre otras cosas, estudios de mercado, producto o servicio a ofrecer, modelo de ingresos, estructura administrativa, misión, visión y un largo e innecesario etcetera.

El plan de negocios, puede entenderse, de forma metafórica, con la tesina (o tesis) para “graduarte” como conocedor de un área, pero esto no se traduce en el mundo no académico en ingresos, socios o empresas, por muy bien elaborado que esté, por ende, antes de empezar a realizarla, debes tener claro, cual será el propósito del mismo.

Normalmente, todo plan de negocio, que se precie debe tener contenido lo siguiente:
  • Resumen Ejecutivo: Un parrafo donde se diga que hace, que necesidad viene a llenar, mercado al cual va dirigido, tiempo para arrancar, plan de mercadeo, expectativas de monetización (beneficios) y responsable del proyecto, todo ello, condensado (luego, en el interior, se encontrará más información).
  • La idea: Descripción de la misma. Lo novedoso (si es que hay). La necesidad que viene a llenar, y los estudios de mercados (si es que existen), al igual que el perfil del consumidor o usuario.
  • Contexto: Entorno para el emprendimiento, requisitos legales, permisos, previsiones futuras, análisis a la compentencia, entre otros elementos.
  • Ejecución: Pasos a seguir para poner a funcionar el negocio, contactos necesarios (proveedores, clientes, etc), fechas de desarrollo, recursos a emplear, etc.
  • Finanzas: Requerimientos estimados, por lo menos por dos años: salarios, ingresos estimados, costos estimados, punto de equilibrio, entre otros.
  • Administración: Personal que va a laborar en el negocio, funciones específicas, posibilidad de ampliación, mecanismos de medición de sus funciones, plan de captación de personal, entre otros.
Esto en forma general, pero, antes de llenar un plan de negocio, como si fuera un formulario académico, se debe tener en cuenta la finalidad del mismo, que generalmente se pueden ubicar con uno de estos tres propósitos en mente:
  1. Marcar el mapa de acciones para el emprendedor y/o sus socios: enfóquense en la actividad principal de la empresa, en un plan de mercadeo, en establecer fechas, y responsabilidades de cada uno. Igualmente, plantéense las formas de recompensa de los socios o los ingresos y salarios. Las políticas de responsabilidades de cada socio, es un tema menester, en estos casos.
  2. Conseguir socios o clientes: El objetivo o necesidad a satisfacer, tiene que ser el principal punto, para enamorar a potenciales socios o clientes. Al igual que un análisis a la competencia y un plan de mercadeo (considérese el plan de negocios, como el primer paso, en ese plan de marketing). La posibilidad de beneficios, igualmente es trascendente, pero en menor proporción.
  3. Conseguir financiamiento: Las mediciones financieras, el equipo gerencial (y sus patrimonios) y los lapsos, son los puntos fuertes, en caso de querer utilizar el plan de negocios como medio para sostener una solicitud de financiamiento, sin asociación.

No se toca el tema de Misión / Visión, ya que el mismo puede ser sustituido por el resumen ejecutivo del proyecto (entendido, como un objetivo concreto, y no uno abstracto), eso no quiere decir, que determinar estos factores no sea relevante (que sí lo es), sino que no es menester para la creación del plan de negocios, al contrario, puede obtenerse de la elaboración de este.

Fernando Fuentes Pinzón
twitter: @emprendovzla

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada