Encuéntranos en Google+.

lunes, 17 de octubre de 2011

Corsarios y contenidos digitales


¿Periodismo digital?


“Tu pirata soy yo” (Chayanne).

Los contenidos son los reyes de la economía basada en conocimientos, frase muy común (llegando a trillada), que podemos ver en prácticamente cualquier comentario sobre los tiempos actuales y futuros.

Realmente, es el servicio, siendo el contenido, uno de los principales, más no el único (están las telecomunicaciones, educación, publicidad, juegos, hosting, software, finanzas, seguridad, y un largo etcétera), la base de la economía futura (tal vez, hasta de la actual), por ello, hago esta salvedad antes de entrar al tema.

¿Qué es el contenido?. Todo aquello que se cree como vía de expresión humana, esto incluye, los escritos, videos y música.

Ahora, las redes sociales han creado un boom exponencial de contenidos, sin embargo, el mismo no es sinónimo de un aumento de la calidad o de los seguidores de estos producto (y sus creadores), sino que poco a poco, se van constituyendo puntas de lanzas especializadas, por intereses, zonas geográficas y otros valores que permiten la identificación de un grupo de seguidores asiduos a dichos contenidos.

Los efectos virales, como las gripes, pasan a la larga, por lo cual, la creación de contenidos constantes y periódicos  deben ir de la mano de la confianza creada con el tiempo en sus lectores o seguidores, de conseguir el producto que están buscando o por lo menos, de la misma calidad acostumbrada.

Los portales de contenidos y los catadores 2.0 serán cada vez más protagónicos, en este mar de producciones intelectuales. Sin embargo, con gran preocupación, percibo que los portales nacionales y regionales de noticias en línea (en especial noticias24, lapatilla, noticiaaldia y enoriente), están convirtiendo a su parilla informativa, en prácticamente una copia de otros medios (llegando en algunos casos hasta el 90% de su contenido diario), lo que lo hace, más un modelo económico de “hecho ilícito” (aprovechando el esfuerzo ajeno) que de desarrollo innovador, al no aportar valor a los contenidos, ni utilizar cronistas u opinadores propios. La inmediatez y el uso de fuentes diversas, ya lo pueden hacer automáticamente los propios usuarios, a través de los RSS y del servicio paper.li, por lo cual, estos ya no son, en si mismos, factores de valor para el usuario. 

Siendo el tiempo, un bien escaso e irrepetible, una vez pasada la euforia inicial, se perderá interés en acudir a un replicador de hechos, prefiriendo ir a la fuente original (en el caso de los copiadores de contenidos). En ese sentido, Google, ha cambiado su algoritmo de búsquedas (hoy, llamado Panda) para privilegiar a los creadores originales de contenidos, por sobre los replicadores (o corsarios).

Una forma de probar esta teoría, es determinar el nivel de visitas y páginas vistas de un portal de repliques de contenidos ajenos, por un período de dos años (en algunos casos, incluso, menos). En este caso, sin duda alguna, se deberá ver un aumento del “rebote”, o lo que es igual, al interés puntual de información del visitante (no necesariamente, del número de visitas), ya que la inmediatez del hecho, es cada vez más fácil de seguir por medios sociales, como twitter, en vez de portales (siempre más lentos). Por ello, esta ventaja inicial de los portales replicadores, se va perdiendo. Igualmente, y de la mano de esta conducta, el tiempo de interacción con el portal, debe ir decreciendo paulatinamente, hasta llegar a un tope (acá sería útil medirlo con sitios de creación de contenidos análogos). Con respecto a los contenidos, si constantemente se nutren de uno o dos agencias específicas, se utilizarán estas, para evitar perder tiempo con otras noticias fuera de interés para el usuario. Un cambio positivo, para estos portales, es convertirse a sí mismos en catadores de contenidos, pero eso contraría el propio principio de inmediatez (y encarece el contenido publicado), por lo cual, esta modalidad de negocio, tan en boga actualmente (tanto en portales de noticias como en blogs), será cada vez menos efectiva para atraer visitas de forma relativamente constante, en beneficio de los creadores de contenidos originales.

En resultados, pasa igual, con los portales de autocontenidos, o contenidos creados por usuarios, ya que al cabo de poco tiempo, los consumidores se cansarán de ver foros o noticias creadas por los propios consumidores, intrascendentes (la mayoría de estos), quedando muy pocos “prosumidores” buenos, en pocos portales o redes. O lo que es igual, existirá un paulatino éxodo a sitios un poco más exigentes para la publicación de comentarios , y por ende, gradualmente se perderán visitantes a los sitios web generales de autocontenidos (principalmente, por ser de escaso valor, el consumidor al tener poco tiempo para navegar en un mar de información, preferirá acudir a cinco o seis principales), quedando en flote, algunos pocos de esta modalidad de negocio (autopublicación).

El contenido original debe ser el norte de cualquier empresa con presencia en internet. Por supuesto, no a niveles del 100%, ya que siempre existirán opiniones o hechos de común interés o relevancia, pero, debe volcarse mayoritariamente a crear contenidos, especializados por sector de conocimiento (finanzas, política, deportes, salud, tecnologías, etc), o por ubicación geográfica (noticias eminentemente o mayoritariamente locales). La geolocalización, será cada vez más determinante en esta dirección, al igual que los autores (preferentemente, exclusivo) del sitio web. 

El desarrollo de contenidos originales, es una modalidad de negocio en crecimiento, que no puede dejarse pasar ligeramente. De este tema y algunos ejemplos actuales, hablaré en otra ocasión.


Fernando Fuentes Pinzón
twitter: @emprendovzla

PD: No se entienda esta visión como de la mano al endurecimiento de las leyes sobre derecho de autor, ya que esto, es arar en el mar. La solución es técnica y social, no legal. La conducta del usuario que obtiene gratis o a muy bajo costo contenidos de calidad, sobre aquel que debe perder un tiempo valioso, separando contenidos buenos, malos y mediocres, es lo que imperará al final, sin necesidad de acciones legales. Si deseas ampliar los conocimientos un poco más sobre tema, comunícate conmigo.    

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada