Encuéntranos en Google+.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Nuevo oficio digital: Catador de Contenidos 2.0

Catador de Contenidos 2.0

Para catadores profesionales

Catar no es sólo probar, es informar de las sensaciones obtenidas, recomendar cambios, productos o reprobarlos, según su baremo personal o profesional, siendo famosos los catadores de vinos y de café, entre otros productos, pero en la Sociedad del Conocimiento, con un entorno cada vez más colapsado de información, se hace necesario conseguir uno o dos buenos catadores de contenidos, mientras, los buscadores tratan de crear la denominada web 3.0 (donde se valore el nivel de contenido para obtener busquedas mas acertada). Sin embargo, por la cantidad de información (buena, mala, regular, eso es indiferente), y de los gustos o intereses involucrados, será como arar en el mar, por lo cual, se puede ver, el posicionamiento de un oficio digital nuevo: El catador de Contenidos.

Pero, ¿qué hace un catador de contenidos?, pues es un especialista de un área específica del saber, y tiene varias funciones, por lo menos, para sus clientes o seguidores:

Seleccionar contenidos: Esto implica seguir a un grupo importante de creadores de contenidos, desde grandes gurús de un área, hasta bloggeros locales.  Implica un tiempo dedicado a la lectura permanente de información, mínimo en dos idiomas (el de origen y obviamente, el ingles). En esta actividad, se le irá la mayor cantidad de horas al día.

Clasificar Contenidos: Una vez realizada la lectura, el Catador de Contenidos, debe darle una categoria, según un baremo personal (que puede llevar incluso, a la tan necesaria Certificación de Autor –no referido a la ley sobre derecho de autor, sino a la calidad de los contenidos-  por ejemplo, para que un creador web pueda tener una especie de sello de calidad), esto puede ser, desde ubicarlos en áreas del saber, ejemplo: legal, gerencia, logística, e incluso, hasta ubicarlos geográficamente: logistica en España, logistica en Murcia, etc. Sin embargo, hasta acá, su papel no distará mucho de un buscador actual, lo relevante, es la posibilidad de darle una categorización según el mérito, oportunidad o certeza al contenido. Ejemplo, el contenido lo recomienda Manuel Gross (un catador de oficio en materia de Gerencia). Bajo esta condición de la búsqueda de una certificación, se han creado cantidades enormes de “certificaciones populares” (donde se tiene que votar para escoger los mejores blog en salud, negocios, tecnologías, etc), lo que demuestra la creación de un nicho de mercado.

Recomendar Contenidos: En este caso, si el catador es independiente (no asalariado de una empresa), puede dar recomendaciones de lecturas o páginas, no directamente dada por el baremo profesional que usa, sino por su gusto personal. Algo así, como recomendaciones del Catador. Esto puede ser por medio de pago, o de recepción de contenidos (ebooks, libros impresos, etc). Igualmente, en el caso inverso (es decir, en caso de ser asalariado), puede tener como responsabilidad crear boletines de capacitación para los gerentes medios y altos, según área de interes o trabajo, ejemplo, enviar cinco artículos por semana, al Gerente de Recursos Humanos sobre Motivación o Liderazgo, al Gerente del  Departamento Legal, las ultimas sentencia de un caso especifico en un país, o al Gerente de Optimización, nuevos enlaces, sobre software de mediciones o métricas nuevas; al Community Managers, artículos relacionados a su actividad, etc. La ventaja para la empresa, es que todos estos gerentes medios o altos, no deben ya buscar la información de forma directa (debiendo seleccionar y categorizar cada una de estas informaciones), por lo menos, no en horas de trabajo, dejando esa función a un especialista, que le enviará la información resumida, según sus intereses manifestados (con un valor agregado, que las alertas de google y demás buscadores, aún no tienen, que es seleccionar por mérito), eso ahorrará un tiempo preciado para la empresa. Ademas, al estar constantemente enviando información sobre lo que se está publicando en su área, la empresa garantiza una capacitación constante (el catador de contenidos, puede formar parte de una plantilla para capacitación empresarial) de su personal, sin sacrificar el tiempo laboral. 

El catador de contenidos, tiene una desventaja, en principio no crea contenidos (salvo, las críticas, recomendaciones o valoraciones del material), sino que busca y califica, por lo cual, la explotación comercial de contenidos (al publicarlo integro en su página web), de forma directa (pago por acceso o suscripción a listas) o por medio indirecto (publicidad para sus visitantes, visitantes que se obtienen gracias a las publicaciones de terceros), pudieran generar conflictos por Derechos de Autor (uso y reproducción no autorizado). Por ello, para el uso de los contenidos, el catador, deberá solicitar un permiso o tener una plantilla, donde el creador le solicita que certifique sus contenidos, otra opción, bastante sencilla, es publicar un breve resumen y enviar a la página original.

Esta función, cada vez se hace más necesaria, tanto para empresas grandes y medias (que no pueden permitir que sus gerentes pierdan horas en navegación esteril), y para nosotros, los usuarios individuales, que necesitamos contar con ciertas certezas, para no tratar de pasar a nado (sino con un poco de ayuda) un oceano de información.

Fernando Fuentes Pinzón
Twitter: @emprendovzla

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada