Encuéntranos en Google+.

viernes, 26 de diciembre de 2014

7 preguntas necesarias antes de emigrar



Nos hemos vuelto un país de emigrantes, proceso que puede dejar dolorosas cicatrices emocionales e incluso patrimoniales, si la emigración no se hace inteligentemente sino por una necesaria "carrera" de salida. 

Visto desde otro punto de vista, la emigración exitosa nos puede crear una generación de ciudadanos con capacidad y experiencia internacional, lo que puede permitirnos como nación tener compatriotas altamente desarrollados o con mejores posiciones económicas, que puedan ayudar en un futuro a la recomposición del país.

Por ello, si se tiene el deseo de emigrar es importante hacerse estas siete preguntas previas, para poder determinar el mejor destino posible para mejorar el nivel de vida o aumentar la probabilidad de éxito en tu emigración (estas son preguntas para tratar de escoger o evaluar dicha selección):

1. ¿Quieres hablar un idioma diferente al materno, todos los días?.

Con esto puedes reducir ampliamente tu "zona o región de emigración", debes conocer, gustar o por lo menos manejar el idioma del país al cual deseas emigrar.

Si no quieres aprender su idioma, serás siempre un ciudadano limitado en dicho país, por la incapacidad de comunicarte y entender lo que sucede.

Por eso, las opciones en español se hacen atractivas para muchos emigrantes, principalmente aquellos que no desean conocer o profundizar en otro idioma.

2. ¿Deseas ejercer tu carrera en el país de acogida, o estas dispuesto a cualquier trabajo?

El emigrante venezolano, en su mayoría son universitarios o con estudios superiores, por lo cual, irse a trabajar de "cualquier cosa" es un desmejoramiento inmediato para una parte de los emigrantes.

En caso que la opción sea "cualquier cosa", no hay mayor problema, cualquier país con condiciones mínimas puede serle útil, pero en caso contrario, es decir, en caso que desees ejercer tu profesión: Ecuador, Canadá y Australia, ofrecen interesante opciones para revalidar tus estudios universitarios.

3. ¿Conoces el país al cual quieres emigrar?.

Y no me refiero a simplemente un viaje turístico, sino a quedarse allá entre uno a cuatro meses, usando los sistemas de transporte, salud, comiendo en la calle, buscando los alquileres, en fín, viviendo allá como cualquier parroquiano. Eso te permitirá saber si realmente quieres vivir allí y cuanto te costaría hacerlo. O mejor aún, es poner un pie en tierra, en cuento a la vida que te tocará.

Uno de los temas más frecuentes es si se debe optar para emigrar a un país que no se conoce. Mi recomendación es siempre que no. Cumple lo dicho en el punto 3 primero, luego puedes decidir realmente, recuerda que emigrar consumirá todo tu tiempo en los próximos meses y mucho de tu capital, así que es mejor ir sabiendo que se va a encontrar que aventurar a la libre.

4. ¿Exigen visa para entrar o quedarte?¿Tienes visa?.

Muchas personas quieren emigrar a países en donde se solicita visa turística para entrar, por lo cual, el paso 1 es tener una visa de turismo, sin esto, es mejor ser más realista y buscar mercados que te permitan la entrada. Es decir, primero obtén la visa de turismo, conoce el país y luego, opta por las opciones de emigración que la nación te ofrece, desde tu país.

OJO: NUNCA optes por violar sus leyes de emigración, ya que tendrás una vida paralela al sistema, y eso es tener un nivel de vida muy bajo comparativamente hablando, por no decir el riesgo de detención y expulsión del país anfitrión.

5. ¿Tienes una red de contactos, familiares o conocidos en dicho país?.

La emigración rompe con tu red de amigos, familiares y conocidos, que a la larga constituye realmente un vínculo o una fuerza de apoyo, al ser la emigración un trabajo duro (recuérdese que muchos países hasta hace poco, consideraban a la emigración como una pena por determinados delitos), es mejor o más sencillo, si lo haces en compañía o seleccionando un destino donde puedan contar con por lo menos una persona amiga, que pudiera ayudarles a entender la ciudad o la sociedad a la cual vas a adaptarte. 

Una ONG o un grupo activo de connacionales en dicha ciudad, puede ser un buen punto de inicio para evaluar las oportunidades de lograr una emigración efectiva. 

6. ¿Llevas suficiente capital para sostenerte un año?

El sueño de vivir del aire, es solo un sueño. 

No puedes ir a un país sin visa de trabajo o de residencia, y esperar sobrevivir con un capital que apenas alcance para un mes, ya que no es sencillo conseguir un trabajo sin tener los papeles laborales al día, y si lo consiguieras, normalmente se te pagará menos que el mínimo de ley, precisamente por estar violando la ley, e implicar un riesgo para quien te contrate, así que posiblemente en dos meses, tengas más salidas de capital que ingresos, y termines con nada. 

Por ello, para poder tener mayor oportunidad de éxito, debes calcular el costo anual, y tratar de llevarlo, precisamente como una inversión que permita costear: alquiler de vivienda, transporte, una enfermedad por clima o adaptación (alergia, gripe), comida, entre otros aspectos necesarios a tener en cuenta. 

No cometas el error de gastarlo comprando a crédito carro o casa, ya que el primer paso es obtener un ingreso suficiente para sostener tus gastos mensuales, una vez logrado esto, es posible usar el resto para adquirir otros bienes. 

7. ¿Tienes una fecha tope para lograr tus objetivos?

A veces es necesario abandonar un proyecto, porque no se logra cumplir los objetivos planteados inicialmente, ni en los tiempos previstos, por lo cual, lo primero, establece fechas para logros acumulados: 1. Visa de Trabajo o de Residencia o ambos; 2. Conseguir Trabajo; 3. Adquisición de Bienes; 4. Evaluar nivel de vida logrado; 5. Plantearse volver al país de origen, probar en otro o quedarse permanentemente.

Les comento el caso de una pareja amiga, ellos fueron a Panamá en el 2004 y hasta el 2010 aún no tenían resuelto la visa de residencia, a pesar de tener buenos trabajos, uno como profesional y el otro en la zona del Canal de Panamá, tenían casa alquilada, carro propio, todos los equipos electrónicos de temporada (a crédito) y estabilidad económica, no se sentían a gusto con los trámites migratorios, por no comentar el problema con un abogado de emigración que prácticamente les estafó. En el 2010, replantearon objetivos y decidieron emigrar a un país que le diera mayor estabilidad en su visa, y fueron a Ecuador, actualmente tiene mucho más éxito en ese país que el obtenido en el istmo.

Así que, establezcan unas metas, una visión de futuro y un plazo para lograrlo. Cuando pienses en un país para emigrar no olvides hacerte estas 7 preguntas, y éxito en tu proyecto.    


20 comentarios:

Luis Ruiz dijo...

muy buen articulo

Luis Arguelles dijo...

excelente articulo!! muy util

jesus andrade dijo...

Excelente post muy interesante.

Alejandro Garcia dijo...

Excelente articulo nos ayuda a organizarnos de acuerdo a 7 preguntas muy bien formuladas

María Alejandra Caballero Gómez dijo...

Excelente articulo!

Antonio Arrieta dijo...

Excelente articulo, pero una triste realidad!

daniela andrea Garcia dijo...

excelente articulo

Vanessa Klie dijo...

Excelente!

mayglebys mirabal dijo...

muy buena informacion

Paola Oquendo dijo...

muy buena información,excelente articulo

Dani18 dijo...

Excelente!!!

Jorge Vivas dijo...

excelente articulo, para tener en cuenta.

MOONSALF S. dijo...

excelente artículo que nos sirve de ayuda por la situación de nuestro país

Mari Terán G' dijo...

Muy buen contenido informativo que servirá como guía para el momento en que nos determinemos emprender la búsqueda de una vida diferente fuera de nuestro país. Muchas veces pensamos que todo es simple solo irse y comenzar de nuevo, este articulo permite que nos preguntemos mejor si estamos dispuestos o no.

Luis Guerrero dijo...

excelente articulo para estructurar un plan de emigración. Tomando en cuenta las dificultades del día a día en nuestro país la emigración se ha vuelto la mejor opción en busca de una mejoría en la calidad de vida

Hector Sierra dijo...

muy buen articulo.

adrian martinez dijo...

La emigración rompe con tu red de amigos, familiares y conocidos, que a la larga constituye realmente un vínculo o una fuerza de apoyo, al ser la emigración un trabajo duro (recuérdese que muchos países hasta hace poco, consideraban a la emigración como una pena por determinados delitos), es mejor o más sencillo, si lo haces en compañía o seleccionando un destino donde puedan contar con por lo menos una persona amiga, que pudiera ayudarles a entender la ciudad o la sociedad a la cual vas a adaptarte.

Fanny Perez dijo...

excelente

Alex Bell dijo...

invito a a leer http://venezolanos-a-chile.webnode.cl/ nada igual en la red

Alex Bell dijo...

invito a a leer http://venezolanos-a-chile.webnode.cl/ nada igual en la red

Publicar un comentario en la entrada