Encuéntranos en Google+.

miércoles, 16 de julio de 2014

4 Políticas que matan el emprendimiento en Venezuela


El portal "Emprendo Venezuela", empezó hace ya 3 años (7 de Octubre del 2011) para ayudar al fomento de la capacidad de creación de empresas, sin embargo, el gobierno nacional durante estos años, ha ido creando condiciones que cada vez hacen esto más difícil por no decir que económicamente inviable, para tener a nuestro país: Venezuela, como centro de operaciones de un emprendimiento o una start up, lo que ha acelerado el cierre de empresas y a reducido la creación de nuevas, quedando en el mejor caso, una actividad informal o fuera del sistema, conocida tradicionalmente como: "mata tigre" o redondeo accidental. 

Las principales trabas actuales en Venezuela, son: 

1. El control cambiario: 

No existe una seguridad en el acceso continuado a la divisa internacional, y por ende no es posible hacer planes o acuerdos comerciales con empresas en el extranjero, siendo el factor principal un tercero (el Estado), quien decide cuando, como y cuanto será lo asignado o pagado. 

El otro problema, es la imposibilidad de saber el valor del precio de la moneda extranjera en el mercado, ya que existen por lo menos tres (3) tasas oficiales diferentes, con proporciones mayores al 500% entre ellas, así que calcular los costos de reposición se vuelve casi un arte adivinatorio. 

Sin embargo, esto afecta a las empresas exportadoras (minoría en el país) o a quienes utilizan materia prima o procesada en sus propios procesos productivos, quedando en principio los servicios libre de estas limitaciones (por lo menos, en teoría). 

2. El sistema de precios justos o control de precios: 

Este es uno de los puntos más delicados y recientes que ha escogido el gobierno de Venezuela para controlar al sector privado. 

En esta se pasa por exigir la información financiera (y contable) de la empresa, colocar un tope a la ganancia esperada, y esto depende de la decisión final del Estado, por lo cual, se puede operar con pérdidas hasta que el gobierno decida aprobar (o no) dicho aumento, sin incluir que podrá ser la proporción que este considere adecuada. 

La vulneración de dicho precio aprobado, a pesar de una inflación mensual superior al 3% y del aumento de los costos impide tener una planificación financiera a mediano plazo, pero además acarrea sanciones que van desde cinco (5) a diez (10) años de prisión, por lo cual, son normas muy severas para castigar a quien ejerce privadamente, aunque sus ingresos no puedan cubrir sus necesidades reales. 

3. El sistema de inamovilidad laboral:

La continuidad en la condición de inamovilidad laboral, hace que un despido en Venezuela, implique demostrarle al Estado que el empleado a hecho algo contrario a la norma, para que a su vez, este (el gobierno) pueda calificar el despido como justo o injusto. 

Mientras lo resuelve, la posibilidad de tener que pagar salarios no trabajados al empleado, por tener una decisión contraria a la empresa, aumenta el costo del despido. 

La estabilidad como "derecho", hace que el empleado baje su rendimiento, ya que este es innecesario para mantener su "puesto", trayendo como consecuencia un aumento en inasistencia, desapego, baja productividad y otros inconvenientes que pueden hacer fracasar a un emprendimiento. 

Otro aspectos es que no se puede reconocer la excelencia por medio de bonos especiales, ya que el principio de la igualdad, impide dicha aplicación (por lo menos, desde un punto de vista individual y en monetario) y el costo de contratación aumenta, ya que poner fin a la relación laboral puede ser engorroso y altamente costoso para la empresa. 

4. La multiplicación de formalidades: 

El Banco Mundial, en su informe Doing Business (Venezuela y el Doing Business) incluye a Venezuela como uno de los países con más pasos administrativos para la apertura de empresas (17), pero ello no incluye los necesarios para la operación de la misma una vez abierta, y estos son tan amplios y tan cambiantes, como diversidad de "Registros Únicos", Seguridad Social, Precio Justos, Cencoex (SICAD), SADA (para movilizar alimentos), y un largo etc, que implican el consumo de horas/hombre de la empresas en actividades no productivas, generando un gasto adicional. 

Lo triste de la situación actual, es que el gobierno pareciera desconocer estas causas originadas en sus propias decisiones y no hacen otra cosa que aumentar la presión sobre estas, causando una fuga o emigración de personas con capacidad de emprender en el país. 

En algún momento será de urgente aplicación políticas beneficiosas para incentivar el emprendimiento en Venezuela, país que hoy carece de estas. 

Dejo una imagen que refleja la situación actual: 



Fernando Fuentes Pinzón
@emprendovzla

1 comentarios:

Anthony Muñoz dijo...

Cuando va a publicar el post sobre como hacer la estructura de costos?

Publicar un comentario en la entrada