Encuéntranos en Google+.

domingo, 29 de septiembre de 2013

Hablemos de social media: Branding Personal

  
Sin duda que estos eventos hechos desde Maracaibo, con la intención de tener vocación nacional e internacional, dan siempre mucho entusiasmo a la movida digital en la zona, y deben pasar por recordar y agradecer el esfuerzo que individualidades (@jorgeleon, @Grimonti, @IsabelRincon y @LaDescaradaRuby) le han impregnado a ellos para darle vida, no sólo a las experiencias sino al propio evento: Hablemos de social media, que llegó este sábado 28 de septiembre del 2013, a su tercera edición.

En esta ocasión, se tocó el tema del Branding Personal, y de las experiencias de algunos blogueros de la región cuya actividad en las redes sociales lo han convertido en referencias locales, lo que ha permitido que incluso, sean hoy imágenes de marca o partícipes de campañas de marcas internacionales.


La primera ponencia fue la de Ana Cárdenas (@anatizana), donde nos recuerda que el concepto marcario viene de los tiempos de marcaje de las vacas, como cicatriz que permitía saber a quién pertenecía el ganado, y que ha evolucionado tanto, que más bien representa hoy todo un proceso, y no sólo un signo, lema o logo. 

Las marcas deben lograr transmitir algo más que la suma de sus individualidades, o de su propia imagen corporativa, deben tener personalidad, y ello verse reflejado en el uso de las redes sociales. 

No puedes aspirar hablar de temas “cuchis” con una marca de personalidad áspera y fuerte, como por ejemplo: Harley Davidson. Pero más importante, nos recuerda Ana, que las marcas deben ser “sexys” (atractivas) para su público específico, y eso se logra humanizándola y manteniendo la “esencia” de la misma en todos sus aspectos: imagen corporativa, medios de difusión, campañas, responsabilidad social, logos, lema y por supuesto, uso de las Redes Sociales.


Sin tiempo suficiente para terminar de digerir la presentación, y luego de una corta y polémica rueda de preguntas, empieza el invitado de Caracas: Cesar González (@Co_cinero), con una magnífica disertación de su experiencia en materia de creación de marca, sin proponérselo, o cómo un hobby como es la cocina, lo convirtió en una referencia culinaria sin ser chef. 

Mostró cifras que impresionan (sí, hemos dicho reiteradamente que no se deben basar en los números, que pueden ser distorsionados por prácticas poco leales, pero en este caso, fue una constante, así que las tomo como lo que son: metas de capacidad de comunicar muy respetables), que superan los doscientos mil seguidores en Twitter, los veinte mil en Facebook, y la más impresionante, su lista de personas suscritas para recibir información sobre el blog: doscientos cincuenta y seis mil personas, tomando en cuenta que apenas comenzó el blog el 2 de marzo del 2012 y que sólo tiene cincuenta entradas, pero dejando en claro que esta experiencia es parte del uso de las redes sociales y no al revés, por lo menos para él.

En su experiencia, la marca personal se debe construir en base a lo que a uno le gusta, de allí puedes tener conexión real, con otros que gustan de los mismo, por ello, empezó compartiendo historias de platos que le gustan preparar y tomando fotos de los mismos.

Allí aprendió que mientras más complicado y largo el texto (y la receta), menos conexión lograba, por lo cual terminó escribiendo recetas para realizar en dos minutos y en algunos casos, con menos de 140 caracteres para explicarlos, lo que constituyó parte de su éxito en Redes Sociales, además de ir mejorando en cada foto que le tomaba a sus platos, hasta llegar a desarrollar una técnica de fotos eróticas gastronómicas (en el sentido que provoca comérselas de una vez).

También comenta, que los algoritmos de las redes sociales cambian constantemente, y se debe estar preparado para asumir estos cambios si se quiere mantener en la palestra, además de recomendar compartir conocimientos, ya que esto le permite ir creando oportunidades con su propia comunidad, de allí las constantes invitaciones a eventos, o los contactos con marcas específicas.


Luego tocó el turno a Luis Sánchez (@psicofit), el cual comenzó comentando sobre su experiencia probando cual adolescente cuanta red social estuviera por allí cerca (eso en mi ciudad, se le llama síndrome lluvia: se cae encima a todo), por lo cual, lo primero que aprendió es que no es posible mantener (ni tampoco es necesario) todas las redes sociales, sino seleccionar algunas con las cuales pueda trabajar más cómodo y enfocarse en ellas, luego, que se debe buscar un nombre de marca (diferente al personal) para poder usarlo de forma común en todas las RRSS seleccionadas, para ello recomienda que el nombre deba ser fácil de recordar, breve, atractivo y universal (evitar regionalismos), por lo cual, considera que se debe empezar por hacerse un tiempo para decidir este punto, que será como lo reconocerán en un futuro.


Se extrañó en mucho, el tradicional receso para hacer networking, pero por cuestiones de logística, esta vez, fue imposible, así que inmediatamente empezó la presentación de Rosshanna Bracho (@missmonroee), bloguera fashion, periodista y modelo.

Nos explica que todos sus experiencias laborales, las consiguió por medio de las Redes Sociales, por ejemplo, es modelo gracias a que subió unas fotos en la red: MySpace y le escribieron de una revista importante en la región para que fuera su portada, de allí logró conseguir otros trabajos en el área.

Luego, MySpace como red fue perdiendo fuelle, por lo que empezó en Tumbrl, como una especia de noviciado bloguera, cambiando en poco tiempo a Blogger, para transmitir un mensaje único: “no te enseñaré a vestir, sino que te explicaré lo que me va bien a mí, y el porqué, pero además, con marcas económicas que las chicas normales –como ella- pueden comprar”.

Su travesía en el solitario mundo del bloguerismo, no lo fue en absoluto, ya que compartía con sus lectores, que normalmente le hacían pregunta muy concretas, mientras que en su vida fuera de la red, decidió participar en un concurso de belleza (muy común en mi país: Venezuela), y usarlo como plataforma para divulgar su trabajo en Internet, por ello, logró pasar de 300 visitas mensuales al inicio, a unos diez mil visitas en poco tiempo, sin embargo, luego de la gira de medios (gracias al concurso) logró llegar a las cien mil visitas mensuales.

En tres años con el blog, aprendió que la palabra clave no son los likes, ni los followers, sino el tráfico que logra en su sitio, donde las Redes Sociales pueden ser un recurso valioso, pero nunca el único. No olvidar el mundo fuera de lo digital.

Hoy, con un impresionante profesionalismo y madurez, considera Rosshanna que se puede vivir de una imagen digital, en gran parte gracias al trabajo en su blog, lo que le ha permitido ser independiente económicamente a una edad corta (23 años), y tener ya dos empleados directos.

También fue muy acertada al comentar que no se puede aceptar intercambiar lo más valioso de un blog, como es su tráfico, por algunas prendas (y que algunas agencias de publicidad, incluso creían que eso era una especie de favor personal por lo cual, debía alegrarse), sino que debe entenderse como una relación ganara-ganar y eso implica una transacción comercial para difundir publicidad de marcas a un público que se ha logrado en más de tres años de trabajo, de trabajo profesional para ser exactos: “no es divertido que te paguen con productos, debes cobrar por tus espacios, que nadie te los ha regalado”, definitivamente, una frase que me quedó grabada.


Termina la velada (ya necesitaba el receso, por lo menos, para que el cerebro procesara todo al mismo tiempo), con la ponencia de Hector Palmar (@heyhec), el cual comenta su estrategia para lograr posicionarse como marca, es desdoblarse en varias marcas a la vez, quedando claro que cada una tiene un mensaje y un público diferente. Además de reforzar en grado sumo, el uso de imágenes trabajadas en su blog, nos cierra con algunas recomendaciones para lograr ser exitosos en redes sociales:

(1) Primero eres persona, y luego marca;
(2) Básate en contenido propio, con un estilo definido;
(3) No pidas a nadie que te sigue, si eres bueno, lo harán;
(4) Ignora a los haters (o troll), nos pierdas en tiempo en ellos;
(5) No te tomes tan en serio las Redes Sociales, recuerda que hay vida más allá de ellas;
(6) Tu contenido te tiene que gustar;
(7) Prepárate, estudia, si vas a ser una marca, procura ser la mejor;
(8) Detecta una necesidad y trata de satisfacerla;
(9) No te obsesiones por vender, el contenido de calidad, termina atrayendo compradores;
(10) Todas las marcas pasan de moda, por lo cual, tienes que actualizarte permanentemente.   

Sin duda, reflexiones de un joven que ha ido marcando su camino a pulso y con paso firme por el mundo digital.

Para terminar, el concepto de Hablemos de Social Media, ha sido la creación y desarrollo de temas, además de presentar constantemente nuevos expositores, esperando pueda mantener esta tradición por muchos números más, ya que permite conocer a quienes hacen vida en nuestra ciudad o incluso, en nuestro país por medio de invitados especiales. 
Como dice un bien recordado cantante, al grupo organizador:


 “Gracias… totales” (aplausos en el fondo).

Fernando Fuentes Pinzón
@emprendovzla

1 comentarios:

Grissel Montiel dijo...

Muchísimas gracias por esta reseña, Fernando, el apoyo de ustedes, los emprendedores de nuestra ciudad, es vital para mantener en pie un evento como este. Gracias por tomarte el tiempo de registrar lo ocurrido, sobre todo para los que no pudieron asistir. Lo hacemos con mucho amor porque nuestros marabinos lo merecen. Te esperamos en la 4ta edición en enero :)

Publicar un comentario en la entrada