Encuéntranos en Google+.

miércoles, 5 de junio de 2013

Clase 6: Creando una Idea de Negocio

 

Una idea de negocio es el centro de cualquier actividad emprendedora, ya que constituye el piedra fundacional en el cual el Modelo y el Plan de Negocio, se sustentan, y puede entenderse como: aquel planteamiento que procura solucionar una necesidad, en un ámbito geográfico determinado, aprovechando las habilidades y destrezas del emprendedor para lograr su culminación o puesta en práctica. 

Quedando claro que es una idea de negocios, procuramos hacer una lista corta de lo que No es

1. Una idea de negocio NO es un negocio. Es meramente un ejercicio mental o intelectual que permite identificar oportunidades iniciales para emprender. No significa que realmente se vaya a ejecutar. Ejemplo: una tienda basada en productos provenientes del limón. 

2. Un idea de negocio NO es un Modelo de Negocio: Un modelo de negocios es necesario para diseñar o visualizar a la idea en el contexto de todos los afectados por ella: Clientes, Valor Aportado, Proveedores, Canales, Competencia, etc. Al entender al emprendimiento como un proceso evolutivo, este es el paso siguiente a la inicial Idea de Negocio, por ello, si esta última se entiende como la piedra fundacional, el Modelo de Negocio sería el Lobby o Hall de entrada. Los más usados hoy en día son el Modelo Canvas y el Lean Start Up. 

3. Una idea de negocio NO es un Plan de Negocio: El plan de negocio es la creación de una hoja de ruta, con estudios previos (público destino, tamaño del mercado, planes de venta, propuesta de capital, etc), que permite crear y desarrollar el emprendimiento. Es el tercer avance evolutivo y es necesario para convencer a otros de la viabilidad del proyecto, con números concretos (aunque basado en hipótesis). Por muchos, se considera el estado inicial ideal antes de empezar a construir un emprendimiento, otros, prefieren empezar con el modelo de negocios (sobre todo si la idea es innovadora o la empresa puede entenderse como una Start Up). En el proceso de construcción, sería el diseño integral del edificio (arquitectura e ingeniería civil). Es un paso más largo y fuerte que los dos anteriores. 

4. Una idea de negocio NO es un tesoro: A veces conversando con algunos emprendedores, he descubierto su visualización de la fórmula: una idea-un tesoro. E incluso  han ofrecido vender su "genial" idea. Nada más lejos de la realidad, una idea la tiene cualquiera, e incluso se pueden leer miles en Internet de forma gratuita. Sin ir muy lejos, nosotros hemos publicado ideas de negocio para ayudar a inspirar a los emprendedores. Una idea es una semilla. Ella sola no hace nada. Es necesario tener un terreno, una condiciones, un riego, un cuidado, un desarrollo, y luego, de mucho esfuerzo, es que puede convertirse en un árbol o una siembre que tenga frutos. También es importante aclarar, sin la semilla (sin la idea de negocio), no existe siembra tampoco. Es necesaria para iniciar, pero no es lo único. Es el primer paso.  

5. Una idea de negocio NO es un secreto: Uno de los elementos más errados sobre las ideas de negocios, es la posibilidad de "hurto" o pérdida del mismo, porque debe ser un secreto que pierde valor mientras más se comparte. Es exactamente lo contrario, una idea de negocio necesita ser compartida hacia quien va dirigida, es decir a los potenciales clientes, precisamente para irla acondicionando a los requerimientos reales de los mismos, e ir acercando las hipótesis iniciales del emprendedor. Mientras más "fricción" de la misma, con personas de distintos ámbitos, más puntos de vistas podrás encontrar para ir mejorándola. Ponerla en ejecución, es otro cuento. Aunque sepa que pueda ser interesante, se requiere tiempo, contacto, habilidades y capital para lograrlo, por ello, no todos podrán o están interesados en llevarla a la práctica, aunque comentándola pueda conocer a algunos que pudieran estar interesados en invertir en ella (y de paso, obtener algo de capital). 

Ahora, para crear una idea de negocio, se requiere de tener la mente abierta a ver las cosas de otra manera, y a estimular la creatividad, por ello, comento 5 métodos basados en concepciones filosóficas que le permitirán hacer actividades grupales para lograr desarrollar la idea de negocio, a partir de la creación de un mapa mental: 

1. Método Mayéutico o Socrático (método de 4 años): Dicha actividad se basa en seguir la secuencia lógica de las preguntas, hasta lograr obtener la respuesta final. Lo llamo la técnica de los 4 años, porque un niño normalmente en esa edad (en los tiempos actuales, hasta un poco antes), sólo preguntan el por qué de las cosas, para lograr comprender el mundo que le rodea.  Aplicado a un problema, ejemplo: ¿Cómo hago para lograr que los empleados sean más puntuales?, lo primero es preguntar el por qué lo son, e ir en función hasta el fin de lo posible responder. Un caso interesante, es la forma de argumentar de este niño sobre comer animales:  


De este caso pueden salir cuatro ideas de negocios según el problema: explicar la importancia y conveniencia de comer carne; crear productos sin carne; aumentar el consumo de vegetales (y crear libros, cursos o materiales para ello); o crear un sistema de calidad en los tratos a los animales antes de convertirse en comida (matarlos a bases de cosquillas o darles caramelitos, de vez en cuando, por ejemplo). 

2. Método Teleológico: Este método se enfoca en la función última de las cosas o personas, así, por ejemplo, se puede preguntar el "para qué" con el fin de resolver un problema concreto, por ejemplo, reducción de gastos. Así se realiza una lista con cada uno de ellos, y la función para la cual está en relación con la misión de la empresa. Aquellos que no están directamente relacionados, pueden ser tercerizados o reajustados. También sirve para el desarrollo de nuevos productos, desde el concepto de “diversión para niños” (esta es la función), se puede obtener un árbol de “cómos” (formas o maneras) para lograr dicho objetivo.  Un ejemplo, vender productos naturales, ahora: por internet, en locales de otros, en supermercados, en una tienda propia, procesados en una tienda propia, llevados (a domicilio) a particulares o a empresas. En fín, es el cómo logramos cumplir el para qué y reducirlo las demás acciones a dicho particular, en la medida de lo posible (es decir, no necesito un ingeniero en sistema, pero puedo contratar a alguien para hacer la página web, ya que el negocio es el procesamiento y entrega del producto natural).

3. Método Ontológico: A través del estudio del ser, en este caso, se debe crear los atributos que lo componen y replantearlo todo, por medio del cambio de uno de estos. En este caso la pregunta seria: "de que es" (de qué esta compuesto). Esta sirve principalmente para la modificación de productos, un ejemplo, los platos de comida. Si el pabellón criollo venezolano (compuesto de carne mechada, caraotas, arroz, plátano frito y queso), se le cambia uno de sus componentes por otros, hasta agotar las opciones, pueden resultar platos creativos por medio del cambio de uno sólo de sus atributos. En vez de carne mechada, puede ser plátano mechado, y así poder ofrecérselo a los vegetarianos, por supuesto, el plátano frito será sustituido por otro producto, y así se obtiene este nuevo plato, con sólo modificar sus componentes. 

4. Método Empírico: Significa observar a través de la experiencia. No puedes modificar un servicio o entender los problemas del mismo, si no has estado en él como cliente o como empleado, para lograr crear una identificación con las realidades de cada uno. Esto evita crear planes en papel que no tengan aplicación práctica. Sirve principalmente para descubrir nuevos problemas que requieren ser solucionados. En este caso la pregunta principal es: "cómo lo percibo" (claro, con la visión del usuario). Entonces, las respuestas deben darse por medio de la identificación de las experiencias de cada uno de los participantes en el proceso que se desea modificar. Un ejemplo, la distribución de mercancías. En ese caso hay que plantearlo desde el punto de vista del camionero, auxiliar, el encargado del depósito de salida y el de recepción, para lograr entender los procesos internos de cada uno y su papel en la solución o en el problema.  

5. Método Hermenéutico: A través de la interpretación de lo visto. Aquí la literatura, el cine y las obras, nos pueden servir para ver factores útiles en la vida diaria. La pregunta sería: "cómo lo hicieron en...". Ejemplo, los aprendizajes que se pueden obtener de las películas, siempre y cuando, se vean como experiencias gerenciales o de liderazgo. Por ello, comparto una lista de películas para emprendedores del siglo XXI (estrenadas desde el 2000 hasta el 2012) y otra de la década de los 90s, que pueden darle o ayudarle a obtener una nueva visión sobre un problema en concreto. En este caso, la participación debe identificar la película o libro de la cual toma la idea. Un ejemplo, la Chica del Sushi, permite de su experiencia de convivir en otra cultura, lograr replicarla y fundar un negocio en su zona geográfica de influencia, pero fue necesario viajar e involucrarse para lograrlo. 

Lograr enfocarse en los problemas, es parte del éxito en la aplicación de estos métodos, por ello, lo ilustro con algunos ejemplos: Si pregunta “¿cómo aprovechar las horas muertas en un restaurant?”, puede lograr una respuesta con estos métodos (problema concreto), diferente si pregunta algo más etéreo: ¿cómo hago para hacer más dinero?, ya que en ese caso, no establece un punto de apoyo (cuál es la actividad, durante cual horario, en cual local, etc), es decir, el problema es planteado de manera muy amplia. El caso contrario, ¿cómo hago para ayudar en el cuidado de los niños en la tarde, sin necesidad de sus padres?, es más fácil, siempre y cuando tenga a mano una lista de estos.

Espero le sean útiles para la obtención de ideas creativas, recuerde, si no plantea un problema a resolver, la creatividad no será útil y difícilmente la obtendrá  entonces, lo primero, la base de una idea de negocio es IDENTIFICAR UN PROBLEMA. Lo creativo serán las soluciones. 


Para lograr un mejor desempeño, es recomendable que las mismas sean ejecutadas por un equipo de trabajo impar: de 3 a 5 personas como máximo (para evitar diluir los resultados) preferiblemente con condiciones o profesiones diferentes (con el fin de lograr obtener una variedad de respuestas), de las cuales se seleccionarán las más creativas y factibles. El tiempo para ello, no debe ser mayor a 15-20 minutos en cada caso, y debe usarse o una cartulina o post its (pequeñas hojas con pegatinas atrás), o varias hojas cartas, para poder colocar en un mural y leer la variedad de opciones escritas.


Comparto igualmente un vídeo sobre las 29 formas de mantenerse creativo.


1 comentarios:

IgnacioCorrea dijo...

Gracias por el post, muy util. saludos

Publicar un comentario en la entrada