Encuéntranos en Google+.

martes, 19 de febrero de 2013

El talento joven en las empresas (Colaboradora)



Las empresas en Latinoamérica se quejan de la poca preparación de los jóvenes, y en contraste con esta afirmación empresarial encontramos los anuncios que buscan personal con magister, idiomas, diplomados y pare de contar los requisitos, pero eso  sí no más allá de los 35 años, y esto no de forma explícita, pero cualquier parado de más de 40 años que halla sido llamado luego de entregar su curriculum ante un aviso de prensa o internet, le agradezco que escriba al final del artículo su experiencia, que yo conozco tantos como santos viviente (ninguno).  

Si una empresa desea obtener talento joven, lo importante es verse introspectivamente primero, y tratar de retener al que tiene, pero con la finalidad de irlo puliendo como un diamante, hasta convertirlo en lo que la empresa (y los superiores directos del joven) crean útil para la misma. 

Por estos días, recibí una buena noticia: una joven chilena de profesión nutricionista, con apenas 27 años que ya comienza ascender en la empresa donde se encuentra. Con apenas 4 años de graduada, además de ejercer su profesión combina el trabajo con el área administrativa médica. 

¿Existe diferencia entre esta joven y otros que no logran ascender en su trabajo actual?, la respuesta es sí. 

Ella entiende que el trabajo en equipo es necesario y que la capacidad de liderazgo no viene solo acompañada de un cargo de jefatura, sino de la experiencia que pueda tener el equipo de trabajo que la rodea. En otras palabras, que la cultura del esfuerzo sigue siendo clave en las compañías y que mejor es aprender de aquellos que saben a cometer los mismos errores que anteriormente se cometieron.

Los jóvenes en las empresas requieren también de gerentes que reconozcan el talento, de lo contrario, el cambio constante de personal más que un ahorro será un gasto (sólo piénsese en lo invertido en formación).  

Los jóvenes inteligentes valoran los consejos de aquellos que tienen experiencia, especialmente si representan, además de un ejemplo, una actualización a los tiempos que vivimos.

Los que manejamos las áreas de consultorías siempre le decimos a las empresas, que el talento independientemente del frasco en que venga: joven, medio o mayor,  si lo entendemos con capacidad para obtener resultados que den valor al negocio, es importante identificarlo, ya que el personal con competencias es un recurso escaso que se debe buscar, captar y retener.

Por tanto, cuando hablamos de talento joven es necesario apuntar que la empresa consiga retenerlo. Y eso solo es posible con la adecuación de estrategias que van desde la creación del plan de negocios, pasando por el plan de gestión y muy especialmente por recursos humanos. Y algo muy importante es reconocer los logros. 

Reconocer los logros no se refiere sólo a una compensación salarial, sino también al reconocimiento de estos esfuerzos de forma escrita o verbal. Incentivar también se debe traducir como personalizar, algunos prefieren más días de descanso que aumento salarial. O un certificado que un botón por años de servicio. Recuerde que todos los trabajadores no tienen las mismas motivaciones.


Consultora Internacional.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada