Encuéntranos en Google+.

martes, 4 de diciembre de 2012

Emprender, ¿una carrera de distancia o velocidad? (Colaborador)



Aguas arriba

Siempre recuerdo un viejo amigo que me repetía incansablemente que la vida es una carrera de distancia y no de velocidad. Mucha gente piensa lo contrario y se vuelven muy mediatos en casi todos los proyectos que inician. El tiempo de maduración de cada proyecto varia de caso en caso, por lo que el uso del copiar y pegar no siempre es el más eficaz, dado que existen situaciones de toda índole que pueden cambiar las condiciones a favor o en contra.

Sinceramente creo que las franquicias son una muy buena opción, considerando que ellos han ganado y perdido, por lo que ya han identificado donde están la mayoría de los problemasy sus posibles soluciones. Lo curioso es que siempre ocurrirán situaciones que retaran a esos modelos de negocios y harán que eventualmente desaparezcan o se conviertan en conceptos cada vez más seguros y confiables para el pequeño y gran inversionista.

Aguas en el medio

Si su opción no es acercarse a una franquicia sino iniciar un concepto propio, debe estar muy claro de que sus socios confían en usted, así como usted debe confiar en ellos, por lo que todos deben tratar de mantener una visión 20/20 del concepto del negocio para no cambiarlo en periodos muy cortos de tiempo, dado que esto desorientara a sus clientes y relacionados.

A veces es extenuante tener que convencer a otros socios sobre el camino a seguir, si uno de ellos modifica el concepto solo por un mal día de ventas. Los negocios son como la vida, algunos días son buenos y otros no tan buenos, por lo que afligirse a cada segundo por asuntos de negocio que pueden ser resueltos, terminará por desgastar la relación y tendrá como resultado tirar a la basura un concepto que pudiese ser exitoso con algo de maduración y paciencia.

Pretender que un negocio nos hará millonarios de la noche a la mañana en una economía mundial cada vez más deprimida, donde los empresarios saben que se deben hacer más con menos, pudiese llegar a ser considerado un tanto ingenuo o desmedidamente optimista.

Hay negocios que pueden estallar como una bomba y hacernos salir de la pobreza de un tiro, pero otros deben construirse con mucho esfuerzo y paciencia. A veces pienso que definitivamente se nace para ser emprendedor.

Aguas abajo

El emprendedor no quiere ganarse algo de dinero en el mes de enero. El emprendedor quiere celebrar cada enero un año más de vida del proyecto que un día vio nacer y que ahora tiene conciencia propia y que además evoluciona con el paso del tiempo y mejora su sabor como el buen vino.

Piénselo bien. Puede comenzar con un concepto propio o con una franquicia. Puede comenzar de a poco o con mucho. Puede comenzar con muchas ganas o sin ella, pero lo que no puede es comenzar un emprendimiento sin estar claro de lo que quiere y con una desesperación desmedida por volverse millonario de la noche a la mañana. 

Sin duda alguna entendí que la vida es una carrera de distancia y no de velocidad. 

Hasta una próxima entrega 

@wlagc

7 comentarios:

Marco Fernandez dijo...

trabajando nadie se hace millonario de un día para otro. hay que perseverar, luchar y triunfar. todo poco a poco sin desespero.

Alejandro Fuenmayor dijo...

Muy certero, hay que aprender a tener paciencia en el proceso de estructuración y consolidación para ser exitoso en el mundo económico.

cesar finol dijo...

buenos tips de inicio es lo que muchos emprendedores necesitan para su comienzo y por mas que paresca facil siempre necesitaran un pequeño empujon...

Juan Prieto dijo...

excelente comentario para la gente que quiere emprender una empresa nueva, y saber que la lucha es pa perseverancia ....

jose cardoza dijo...

es verdad si uno es paciente y se esfuerza todo saldra muy bn

Dillyngerd Ferrer dijo...

que excelente articulo.

Javier Mejias dijo...

Muy acertada la conclusión del profesor, pienso que la buena experiencia llega con los años.

Publicar un comentario en la entrada