Encuéntranos en Google+.

viernes, 27 de julio de 2012

Las ventajas competitivas y la internacionalización (colaborador)



Continuando con el artículo sobre internacionalización de empresas, hoy comentaremos sobre las ventajas competitivas y la internacionalización.

Al iniciar una empresa su proceso de internacionalización, debe realizar un profundo análisis de las ventajas competitivas que podrían lograr en el plano internacional, las cuales una vez identificadas le permitirán adoptar decisiones respecto al proceso, mucho más claras y lógicas. 

Entre las ventajas fundamentales que la empresa pudiera alcanzar al internacionalizarse se encuentran: eficiencia, flexibilidad, aprendizaje, prestigio y acompañamiento a los clientes. 

Eficiencia. 

Esta tiene 3 fuentes principales de obtención: las ventajas comparativas, las economías de escala, y los sistemas propios.

Las ventajas comparativas no permiten hoy enfrentar el comercio internacional con una posición competitiva fuerte, pero permiten explotarlas a nivel mundial y ofrecer eficiencia a la empresa.

Las economías de escala entendidas como ahorro en el costo de producción de un bien o servicio, debido a la disminución de los costos fijos, son una importante fuente de eficiencia y competitividad a nivel internacional.

Los sistemas propios incluidos el Know How que las empresas desarrollan en base a su experiencia en diversos países, les permite acertar en el desarrollo de estrategias internacionales. Es el caso de multinacionales como NESTLE, UNILEVER, PROCTER AND GAMBLE, cuyo conocimiento acumulado lo aplican con costos en los países en que ingresan.

Flexibilidad.

Las empresas pueden alcanzar una mejor posición competitiva al ganar flexibilidad a través de su expansión internacional. La primera forma de obtenerla es diversificando, lo cual reduce el riesgo geográfico al no depender ya de un solo mercado. Además, al operar en varios mercados puede defenderse mejor de la competencia pues ya no tendrá que hacerlo únicamente en su país de origen.

Aprendizaje.

El aprendizaje que las empresas desarrollan en los mercados externos es otra fuente importante de ventajas competitivas, pues allí se conocen otras ideas y otras innovaciones sobre productos, servicios, distribución, marketing, publicidad, etc., que solo compitiendo allí se pueden aprender. Además las empresas siempre podrán ser más competitivas si están en los mercados más exigentes.

Prestigio. 
Para una empresa, ser internacional le otorga prestigio y valor de cara a sus clientes que aprecian aquellos productos ya referenciados en los mejores mercados. No se puede competir a nivel internacional en vinos si el producto no está en los mejores restaurantes de las capitales Europeas.
Acompañamiento a clientes
Muchas empresas deben seguir a sus clientes, tal es el caso de las firmas de auditoría,  consultoría, y de los bancos.
En fin, la internacionalización no sólo le permite aumentar el tamaño del mercado esperado, sino que ademas le dá ventajas competitivas, que mejoran la posición de la empresa, en su propio suelo nacional. 
Recuerde, que siempre será recomendable buscar profesionales para ahorrar tiempo y no cometer errores que puedan llevar la acción en desastres.
Percy Diaz Castro

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada