Encuéntranos en Google+.

miércoles, 11 de abril de 2012

Ozzie, Marketing y Amistades Peligrosas




El día de ayer (10 de abril del 2012), nuestro grandeliga venezolano y manager (por ahora) de los Marlins de Miami: Ozzie Guillen, realizó una rueda de prensa, tratanto de contener la molestia ocasionada por manifestar sus gustos políticos en una entrevista publicada en los Estados Unidos.

Sin entrar en consideraciones políticas sobre sus opiniones (que obviamente no comparto), lo trascendente de este capitulo, es que una marca (y los jugadores profesionales, son marcas personales), no sólo es evaluada por la calidad de sus productos (o en el caso de Ozzie, por su capacidad de dirigir al equipo), sino por sus valores, y esto, en el contexto en el cual el aspecto social de una marca (donde las opiniones de los usuarios son cada vez más visibles e importantes), afecta la imagen de la misma (un caso reciente, aunque por causas muy diferentes, fue del #Mcfail de Mcdonalds, el cual puede leer por este enlace).  

Que una marca (personal o corporativa) sea relacionada con términos o imágenes positivas, o por lo menos, hacia aspectos relevantes de su target específico, es la diferencia entre un marketing anticuado y desatinado (unidireccional, donde se imponía lo que el anunciante quería), a lo que hoy en día se ha llamado el marketing 3.0 (para conocer un poco más sobre este término, puede ir a este artículo), más relativo a la identificación del consumidor (en este caso, fanático del equipo de beisbol o de la figura específica), con los valores que trata de transmitir la marca, y de la identificación de sus usuarios con esta, algo que es fácilmente medible en las interacciones entre estos dentro de las redes sociales, cuyo peso actual es innegable. 

Al tratar temas controversiales, como la política, la religión, las preferencias sexuales o incluso, el aborto, si se toma partido, y se manifiesta una posición encontrada, inmediatamente conseguirá el rechazo del otro grupo (el que apoya la otra posición, radicalmente diferente). Esto per se, no es necesariamente negativo en materia de mercadeo, ejemplo, una medicina proaborto, hará todo el esfuerzo por posicionar mejor su imagen, sentando una posición determinada, y obteniendo el respaldo de un sólo grupo. Un político, puede identificarse con un grupo, si ese constituye su publico objetivo.

Una marca (personal o corporativa), normalmente debe colocarse por encima de estas posiciones encontradas, siempre y cuando pretenda abarcar una mayor cantidad de posibles consumidores o usuarios, sin que se relacione directamente con términos que puedan ser excluyentes para un grupo de estos. 

Para ello, debe lograr que su público ampliado, lo relacione con aspectos positivos, desde la colocación de publicidad en portales especializados, como por ejemplo, de bancos en publicaciones financieras o de marcas deportivas en portales sobre deportes, hasta el patrocinio de eventos relacionados a su público (como conferencias sobre economía, para el mismo banco o de equipos locales, para la marca deportiva). 


En caso contrario, hablar de política (ya un tema controversial), en una ciudad poblada de emigrantes forzados por esa misma política, fue un desatino tremendo por parte de alguien que desea el apoyo colectivo de esa misma ciudad. Esta realidad, obliga a recordar la necesidad de conocer y estudiar a nuestro público, para identificar los términos o valores, que debemos tratar de acercar o alejar de nuestra propia marca o imagen pública.

El marketing 3.0 y la responsabilidad social empresarial, son dos maneras de ir creando y consolidando la imagen de la marca de forma constante (es un proceso dinámico, no estático), que depende (su efectividad), de haber identificado los valores a los cuales se desea relacionar la marca, su impacto en su publico receptor y la efectividad de los medios para difundirla. Esos tres elementos, les evitará caer a su marca, en los errores cometidos por Ozzie Guillen, y pasar por el principio que en imagen pública, es mejor buscarse amistades o valores, menos controversiales. 
 .
Fernando Fuentes Pinzón
@emprendovzla

7 comentarios:

alexandra dijo...

interesante

Gabriel Paul Araujo dijo...

Muy importante en esta vida

Andrea Veronica Lopez dijo...

por eso no me gustaria ser famosa

Eduardo E. Ferrrer M dijo...

lastima que un gran deportista sea arrollado por decir lo que piensa!!

Rixio Pérez dijo...

muy interesante lo del marketing con respecto a lo sucedido con ozzie

Gianfranco dijo...

Fail!

gredoy dijo...

Totalmente de acuerdo. Un uniforme es mas que una gorra o camiseta. Ozzie puede pensar lo que quiera pero no decirlo , ya que la lealtad de los clientes es afectada. Los fanáticos le perdonarían perder un juego importante, pero no un anti valor , como decir que ama a Castro

Publicar un comentario en la entrada