Encuéntranos en Google+.

miércoles, 7 de marzo de 2012

“The Artist" y los emprendedores



“The Artist”, es una película que usa la técnica del cine mudo, y el blanco y negro, para darnos luces y sonido sobre los cambios de “era” en los negocios. Nada mejor que tratar de presentar la historia como padre del presente (y por supuesto, como abuelo del futuro) y tratar de reflejar la situación actual con lo ocurrido hace más de 80 años atras, para ver que la historia de la humanidad es elíptica, y sirve para poder crear planes de contingencia, o lo que es igual, como dijo el poeta español Lope de Vega: “Quien mira el pasado, lo porvenir advierte” o su traducción más moderna, del tambien español Jorge Santayana: “Aquellos que no recuerden el pasado están condenados a repetirlos”.

Ahora bien, “The Artist” representa tres arquetipos (le recomiendo que si no la ha visto, deje el artículo, disfrute de la película y luego, continue su lectura, ya que se revelan partes de la trama):  El exitoso, la aspirante, y el empresario. Su traducción al mundo económico sería: el empleado consolidado, el emprendedor y el empresario visionario. Vamos a estudiarlo, empezando por el último.

Al Zimmer (John Goodman): No decide directamente sobre la tecnología ni sobre los gustos, simplemente, está al día con estos, por ende, los “cambio de era”, no lo sorprenden. Tampoco tiene problemas para abandonar lo que antes funcionaba, antes de que deje de hacerlo, y se adelanta al gusto del público. Es el empresario modelo, en el sentido de la detección de las oportunidades y su explotación. Incluso, reconoce los errores rapidamente: uno de ellos, es la desviación de la atención de los medios de sus producciones a la vida de los artistas, y lo cual percibe como que no da beneficio económico. También, que independientemente de su “gusto personal”, decide mirando al público consumidor, quien deberá ser la protagonista de sus producciones (por lo menos, en la película no vuelve a salir la “amiga” de Al, como protagonista en obras exitosas).

George Valentin (Jean Dujardin): El exitoso gerente o administrador, cosecha los beneficios de adaptarse al gusto actual y pasado del cliente o público consumidor (pero, no sólo no le importan otras visiones o el futuro, sino que desconfia que esos cambios se den en la práctica), por ello, cuando se le advierte de los cambios necesarios, este se niega. Pierde el empleo. Pero, no importa, él ya conoce la formula del éxito, esa que le ha funcionado en la última década. Por ello, decide invertir (sin analizar el mercado) su propio capital, hacer todo él (sin equipo) y apostar a sus capacidades pasadas. Podría decirse, que se convirtio en emprendedor por necesidad. Obviamente, a pesar de haber creado una obra maestra, no tiene la acogida del público. Ya no son esos los gustos. El tiempo a cambiado, está naciendo una nueva era. La falta de visión, reconocer sus límites y estudiar permanentemente los cambios sociales y tecnológicos, son los errores que comete el personaje en la trama. Igualmente, adaptarse al cambio, buscar un socio con visión, aceptar sus límites e intentarlo de nuevo, son sus razgos posítivos, que le permiten remontarse en una nueva era (sin obsesionarse por las pasadas).

Peppy Miller (Berenice Bejo): La emprendedora por convicción, cuyo rasgo principal es el optimismo y saber aprovechar las oportunidades. Al inicio, logra la atención de los medios (o redes sociales, en la actualidad), y consigue un mentor (Valentin) que le ayuda y enseña sobre el negocio (sin estos dos elementos, dificilmente hubiera podido triunfar). Pero, los tiempos van cambiando, y lo aprendido sólo sirve si te permite adaptarte a las nuevas realidades. Así que entra en la nueva era de forma completa, incluso, minimizando lo aprendido anteriormente (un error), va paso a paso, desde actriz de relleno, pasando por reparto hasta ser protagonista (es decir, a la cima se llega escalando por partes). Pero, a diferencia del “empleado consolidado”, esta mantiene fresca la cosecha de ideas, y busca a su antiguo mentor para formar un equipo, basado no en las competencias que Valentin no quiso desarrollar (la voz) sino aprovechando las otras aptitudes que tiene (baile) para proponer el inicio de una nueva era, al empresario visionario (que por supuesto, acepta). Así, se crea un equipo ganador, aprovechando lo mejor de todos.

La historia romántica de fondo de la película, es lo de menos. La metáfora brillante lograda, es una directa cachetada a tanto empleado consolidado que hoy, decide ir en contra de los cambios sociales y tecnológicos, en cada uno de sus diferentes industrias, mientras las “Peppy Miller”, le van quitando cada vez, y casi sin percatarse, más espacios económicos.

Fernando Fuentes Pinzón
@emprendovenezuela  




 


22 comentarios:

Antonio Maldonado. dijo...

Con un buen grupo de trabajo emprendedor se pueden lograr grandes cosas.

betaniaferrermolero dijo...

esta pelicula habla de lo importante que es mirar al pasado para mejorar lo presente...

jonathan dijo...

lo certifico ;)

kenny camargo dijo...

es importante recordar nuestro pasado, ya que al recordarlo tenemos presente de donde venimos y por que estamos aqui, y asi tener presente los errores cometidos para no volverlos a cometer..

jamg15 dijo...

muy interesante, creo que el modelo perfecto es el tercero por que siempre es bueno tener apoyo y ayuda, me gusta el primero pero no me veo centrado solamente en los negocios ni encerrado en el pasado como el segundo, sinceramente innovar es la meta de hoy en dia

laura dijo...

muy bueno el articulo esta gran pelicula nos dice que miremos el pasado para hacer un mejor presente y futuro para mejorar nuestro dia a dia

Valles Maikol dijo...

refleja todo lo que fue el pasado y lo que sera o es el presente........

juan luis dijo...

Es bastante interesante este articulo que relaciona esta pelicula ganadora de los premios de la academia con los emprendedores actuales que al parecer la forma de triunfar siempre se ha planteado de la misma forma para todo tipo de emprendedor.

JavierM dijo...

muy interesante el articulo ya q nos recuerda q debemos tener siempre presente nuestro pasado

Gabriela Reyes. dijo...

Para los que no hemos tenido el placer de ver esta obra mestra nominada para el Oscar, esto nos termina de dar el empujon necesario para correr a verla. Definitivamente, nos ayuda a ver más allá de lo que parece ser el centro de la trama, como lo es la escena romántica pero hay mucho más envuelto en esta excelente película :)

Soren dijo...

Pienso que realmente vale la pena ver esta película, ya que pudiera ser un espejo perfecto de la realidad empresarial, en la cual la mayoría de los empresarios suelen omitir algunos aspectos importantes al momentos de llevar a cabo decisiones o cambios que influirán fuertemente en el estado de su empresa o negocio.

Miglenys Barrios dijo...

muy buena pelicula nos muestra que debemos recordar nuestro pasado para tener unn buen presente...

Naily Luzardo dijo...

Interesante articulo, es una pelicula que vale la pena ver y que nos deja un valioso mensaje para enfrentar el presente y prepararnos para el futuro...

Soto dijo...

Pensar en voler al cine primitivo y combinarlo con el cine moderno, trae un mensaje literario muy importante, seria interesante ver la película...

MarielChirinos dijo...

Interesante pelicula ;;)

Enmary Bozo dijo...

Una gran pelicula ganadora de muchos grammy's con mucho exito y mucha dedicacion.

Hector dijo...

Excelente pelicula triunfaron en todo lo que se propusieron con sus metas y sus fines de lograr.

Nelson Garcia dijo...

Muy buena pelicula !!! le recomiendo que la vean, ya que es muy original y es algo que no vemos comunmente

@RobertPartysero dijo...

Pelicula autentica que nos enseña a ver el pasado para mejorar el presente.

José David Vilchez dijo...

Se ve muy interesante esta película; cuando tenga oportunidad la veo.

cesar matos dijo...

muy buena pelicula! \o/

Fabian Barraez dijo...

Excelente articulo!

Publicar un comentario en la entrada