Encuéntranos en Google+.

domingo, 29 de enero de 2012

Reglas básicas para inversores bursátiles novatos (Colaborador)



Una regla básica de inversión es no asignar fondos para realizar inversiones, que sean necesarios o requeridos para el pago de compromisos recurrentes, por ejemplo gastos mensuales de alimentación.  Estos fondos deben estar libres para que puedan ser asignados en documentos o inversiones con diferentes plazos y vencimientos.

Al realizar inversiones, debemos evaluar si dichas inversiones se financian a través de otros medios que involucran un cargo o interés.  Por ejemplo, si se decide realizar una inversión de $25,000.00 en la cual se obtiene un rendimiento promedio de 9% y  por el otro lado se mantienen deudas con tasas de interés de 18% para tarjetas de crédito, préstamos personales por 14% y préstamo de auto de 10% los cuales totalizan $25,000.00, la decisión de invertir debe eliminarse. 

Primero es necesario cancelar deudas que tengan gastos por interés superiores a los réditos esperados de una inversión. Claro está, que debemos buscar alternativas de inversión que brinden réditos superiores a los costos de financiamiento de la deuda, para que el efecto neto sea positivo.

El tema de diversificación de la inversión asociada al tipo de riesgo, es crítico para determinar cuánto se asigna a los diferentes instrumentos de inversión.  Se debe tener muy presente que para determinar una estructura de su portafolio de inversiones, se debe definir previamente la agresividad de la inversión o la tolerancia a cierto nivel de pérdida.

Se debe comparar este nivel de pérdida aceptable contra cada riesgo que se asume por instrumento o bien, establecer el total de pérdida que estaría dispuesto a asumir en determinado momento, de su capital inicial.  Un buen portafolio de inversión considera diferentes instrumentos o documentos que contienen una combinación de niveles de riesgo, rendimiento, plazos y diversidad de documentos dentro de la canasta de inversión.  

De manera más simple,  todo inversor debe establecer su nivel máximo de pérdida y crear una estrategia de aversión al riesgo, la cual debe elaborar con su asesor de inversiones.  Igualmente, se debe iniciar una inversión cuando se tiene claro la meta y objetivo que se desea alcanzar en cierta cantidad de años. 

Finalmente, debemos incorporar una nueva variable a la ecuación de inversión y esta es el nivel de inflación.  Basados en la experiencia previa, el nivel de la inflación ha tenido por más de 20 años un comportamiento entre el 1% y 2% (Panamá).  Para los últimos 4 años, este nivel de inflación ha escalado a niveles de 4.5% promedio.  Por tal motivo, debemos considerar mayores rendimientos y establecer un margen de ganancia que tolere estos niveles de inflación para obtener valores positivos al final del periodo de inversión.

Una buena combinación de todos los elementos antes citados, brindarán al nuevo inversionista una mejor postura ante los posibles inconvenientes o pérdidas que se originen del comportamiento regular del mercado bursátil.

Ricaurte Castrellón D.
Asesor Financiero

PD: Si usted desea publicar con nosotros, le invitamos a conocernos a través de este enlace

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada